Txordi Ricart

Artista de la madera, impregna su sello, su manera de ser y de vivir, en obras con un lenguaje propio que destacan por su belleza: las de Txordi Ricart son esculturas y tallas de madera que tan pronto representan temas figurativos y motivos relacionados con la montaña como se convierten en obras simbólicas y abstractas, partiendo de las técnicas de talla tradicional del Pirineo. Siempre nacen, eso sí, de una íntima visión personal y de la voluntad de emocionar y remover el alma. Desde su taller, Txordi trabaja de forma artesanal, con maderas del Pirineo que combina con otros materiales.

Escultura en madera del Pirineo: arte y belleza artesanos

Txordi Ricart es artesano, escultor y tallista, y trabaja con madera procedente de su entorno, el Pirineo, concretamente de la comarca de la Alta Ribagorza. Él mismo se define como artista de la madera y explica que empezó su carrera haciendo carteles. Sin embargo, poco a poco fue ampliando sus horizontes de manera que se introdujo en la escultura de carácter realista para, más tarde, expresarse a través de sus propios conceptos y su lenguaje único. Además, trabaja todo tipo de piezas por encargo, embelleciendo puertas, bancos, sillas y barandas hechas de madera, con un toque personal y singular.

Txordi ha pasado muchos años viajando por el mundo para descubrir nuevos paisajes, principalmente relacionados con la montaña y con lugares poco habitados. Ha trabajado junto a maestros artesanos de diferentes países de América del Sur, del sureste asiático y del Tíbet, un aprendizaje que le ha servido para descubrir multitud de peculiaridades y tradiciones relacionadas con el trabajo en madera.

El vínculo con la tierra, la madera del Pirineo

El taller, que Txordi describe como su cueva, se encuentra en Llesp, a prácticamente 1.000 metros de altitud. Allí trabaja completamente solo y en calma, aspectos que le ayudan a expresar libremente sus emociones a la vez que busca la belleza en sus obras. La inspiración proviene de diversas fuentes pero asegura que una de las más importantes es la propia naturaleza que le rodea. Por ello, a menudo sale a pasear por la montaña y los bosques, para encontrar formas, colores, sonidos… que le inviten y le instiguen a la concepción de una obra.

Txordi considera que la madera tiene un lenguaje propio, a través del cual puede expresarse. Además, al tratarse de un elemento natural, nunca es exactamente igual y por ello asegura que cada pieza que elabora representa un auténtico aprendizaje. En este sentido, utiliza distintos tipos de madera presentes en el territorio como roble, nogal y boj, entre otras, que mezcla con materiales diversos como pueden ser metales y piedras escogidas asimismo de su entorno. Una de las herramientas que utiliza en muchas de sus obras es la motosierra, algo que considera no solo como un proceso de creación sino también una manera de representar en sus esculturas el contraste entre «lo que es más bestia y lo que es más sutil, la parte más ruda y la parte más fina del trabajo creativo». De este modo, muchas de sus obras surgen de un tocón o de un gran tronco que empieza moldeando con esa herramienta.

Txordi considera que la madera tiene un lenguaje propio, a través del cual puede expresarse. Cada pieza que elabora constituye para él un auténtico aprendizaje.

Hablamos con Txordi Ricart para que nos explique más cosas de su obra y de su proceso creativo.

Hace más de 20 años que te dedicas a la escultura profesional. ¿Cómo empezó todo y, especialmente, tu interés por la madera como base para la creación de tu obra?
Ya de niño los dibujos captaban mi atención de un modo especial. Era de aquellos que, en los cómics, se fijaba más en las ilustraciones que en el texto que las acompañaba. Este hecho, junto a la admiración que sentía hacia los dibujos que hacía mi padre y su habilidad y destreza para hacer innumerables cosas con las manos, me llevaron a empezar a hacer manualidades y artesanías para jugar y regalar. Precisamente fue él quien me regaló un estuche de pequeñas herramientas de corte con las que empecé a hacer mis primeras piezas de madera y, años más tarde, viviendo en Escalarre, en el Pallars Sobirà, tuve la oportunidad de conocer a David «de Llavorre», un tallista que me habló acerca de las herramientas que me hacían falta para el trabajo —un cartel— que tenía empezado por entonces. Él fue mi inspiración para emprender el camino hacia este apasionante mundo y aquello me condujo a mi primer encargo, el cartel del pueblo de Escalarre, que todavía hoy es el que encontramos en el pueblo.
La madera, como material, atrajo siempre mi atención por sus texturas, olores y formas, por su forma amable de trabajarse… y por sus innumerables usos. La buena relación que he tenido siempre con las personas mayores me fue nutriendo de conocimientos acerca de ese material, de las distintas herramientas de trabajo, y de las diferentes técnicas y usos. Con el paso del tiempo, he ido enamorándome de la madera, de todas las maderas que me rodean en el día a día y de la belleza que emana al trabajarlas.
Después de tantos años continua sorprendiéndome la cantidad de cosas nuevas que voy aprendiendo acerca de este material cambiante y vivo, acerca de este fantástico mundo.

Ya de niño, admirado por los dibujos de su padre y su destreza para hacer innumerables cosas con las manos, Txordi empezó a hacer manualidades y artesanías para jugar y regalar. Con el estuche de pequeñas herramientas de corte que él le regaló, creó sus primeras piezas de madera.

¿A qué te dedicabas, profesionalmente, antes, y cómo ha cambiado tu vida desde que decidiste emprender este camino?
Durante años trabajé limpiando bosques, como bombero forestal y como entrenador de esquí y guía de montaña. Todas estas ocupaciones me apasionaban y me permitían disponer de mucho tiempo para poder dedicarlo a otras cosas que me motivaban, como el montañismo, cultivar el huerto, cortar madera… y llenar mi vida de conceptos que me permitieran interaccionar de maneras distintas con este magnífico territorio en el que habito, el Pirineo.
El hecho de dedicarme profesionalmente a la madera ha añadido el que pueda expresarme aportando belleza al mundo que me rodea, y encontrar un modo de vida muy coherente con mis propios conceptos; un estilo de vida en el que cada día, cada rincón y cada hábito está enmarcado en un lugar que venero y que me hace sentir muy vivo.

¿Qué tipo de formación has cursado, si lo has hecho, en la vertiente artística?
Soy básicamente autodidacta. Los ancianos del Pirineo han sido mis grandes maestros durante muchos años. Además, he tenido el gran privilegio de viajar por diversos países del mundo entero aprovechando allí la posibilidad de trabajar y aprender de grandes artistas y maestros artesanos de la talla de madera, de la escultura y del trabajo de la madera en general.
Me he formado y he trabajado con grandes escultores y profesionales de la madera en Argentina, Tailandia, Laos, Vietnam y Tíbet. Además soy un apasionado del aprendizaje y hace años que estoy inmerso en un proceso de formación permanente, haciendo cursos, seminarios y formaciones diversas acerca de muchos temas diferentes (dibujo de naturaleza, escultura, ilustración digital, construcción con materiales naturales…).

«Con el paso del tiempo, me he ido enamorando de todas esas maderas que me rodean en el día a día y de la belleza que emana al trabajarlas. Después de tantos años continua sorprendiéndome la cantidad de cosas nuevas que sigo aprendiendo de este material cambiante y vivo, y sobre este fantástico mundo.»

¿Qué representa para ti la montaña? ¿Y los árboles, la madera?
Lo es prácticamente todo, porque es el lugar en el que habito, interactúo y hago prácticamente todas mis actividades. Vivir en la montaña me aporta un ritmo, un entorno, unos conocimientos… que me permiten disfrutar del día a día de una manera consciente, saboreando muchos de mis momentos y acciones.
Interactuar tan íntimamente y de forma cotidiana con estas montañas y valles hace que me sienta como un animalillo más y me proporciona una intensidad en el día a día que llena mi alma y me nutre para poder crear y expresarme. De hecho, esta acción creativa parte de la necesidad de dar forma a tantos y tantos conceptos e ideas que desbordan de mi mente empapada de Pirineo.
Pirineo es gente, es montañas, es valles y ríos y rocas, y fauna y flora. Y, dentro de esta última, los árboles constituyen una parte muy importante que habla de cultura, de usos, de tradición. Me gusta mucho formar parte de ello y tener la oportunidad de embellecer este entorno y otros con mi trabajo.

«El dedicarme profesionalmente a la madera ha hecho que me pueda expresar aportando belleza al mundo que me rodea, y encontrar un modo de vida en coherencia con mis propios conceptos; un estilo de vida en el que cada día, cada rincón y cada hábito está enmarcado en un lugar que venero y me hace sentir muy vivo.»

¿Qué significa para ti el hecho de vivir en un pequeño pueblo del Pirineo? Ya anteriormente habías vivido entre montañas, pero ¿desde cuándo resides en Llesp y por qué escogiste este lugar de la Alta Ribagorza?
He vivido en dieciocho pueblos del Pirineo y por la Ribagorza hace ya más de veinte años que me muevo. Hace ya muchos años que Llesp me guiñó el ojo y aquí he encontrado muchos de los elementos que me atraen de un pueblo de montaña. Me gusta vivir en un pueblo en el que las personas conviven e interactúan en cierta manera como una gran familia. El calor y el cariño que siento al salir a la calle, el ritmo movido y pausado a la vez, su clima, su ubicación… lo convierten en un lugar bastante idílico para mí. Ahora hace ya siete u ocho años que vivo aquí y, por lo que parece, ¡ya me quedaré!

Dices que el Pirineo te define como persona. ¿Cómo eres, pues?
(Sonrío. Me ha gustado la pregunta)
Soy una persona que busca la belleza en la suma de muchas sutilezas y facetas. Que busca la plenitud acercándome a la riqueza de las distintas partes que conforman este bello conjunto.
Busco integrarme del modo más respetuoso y consciente en el medio que me rodea y procuro profundizar en los temas que me ocupan para poder abordarlos con criterio y conciencia.
Soy un apasionado de la sabiduría de nuestros antepasados y al mismo tiempo estoy abierto al cambio y a nuevos pensamientos.
Soy raíz y soy alas, soy prados de curvas suaves y salvajes montañas escarpadas.
Soy víscera y pensamiento.

Comentas que disfrutas del mundo y del territorio con todos los sentidos y que ello te permite vivir intensamente. ¿Cómo te relacionas con la naturaleza?
Con la naturaleza tengo una relación muy íntima, con ella interactúo desde muchos ámbitos y en todas las estaciones del año. Soy alpinista, escalador, paseante, recolector, observador apasionado de la flora y la fauna… La observo, juego en ella, la cultivo para obtener mi alimento, aprovecho sus materiales para construir, para calentarme, para crear y trabajar, para crecer como persona. Mi vida es naturaleza la mayor parte del tiempo, tanto en los ratos libres como en mi trabajo.
Y para poder llevar a cabo todas las acciones que he comentado, es necesario estar muy atento y abierto al aprendizaje, para interactuar de la manera más respetuosa y eficiente posible. El hecho de poner tanta conciencia en tantos gestos de la vida es lo que aporta esa intensidad tan especial y profunda.

«Interactuar tan íntimamente y a diario con estas montañas y valles me hace sentir como un animalillo más y confiere una intensidad al día a día que llena mi alma y me nutre para poder crear y expresarme. La acción creativa parte de la necesidad de dar forma a tantos y tantos conceptos e ideas que desbordan de mi mente empapada de Pirineo.»

¿Qué implica para ti viajar y qué has aprendido de los artesanos de otros países? ¿Cómo te han marcado estas vivencias?
Viajar y la naturaleza han sido mis principales fuentes de conocimiento.
Viajar para mí es sinónimo de abrir la mente, de observar para aprender, para entender muchas y diversas maneras de entender la existencia. Viajar del modo en que lo hago supone improvisar permanentemente y vivir con la sorpresa de todo aquello que es nuevo, es estar atento para poder escribir una historia satisfactoria. Es conocer, conocer y conocer: gentes, costumbres, territorios, posibilidades…
Y entre esos aprendizajes, descubrir las maneras y estilos del trabajo en madera en diferentes partes del mundo ha ampliado las posibilidades y técnicas que he aprendido en el Pirineo; al mismo tiempo, me ha aportado conocimientos para hacer más eficiente mi trabajo y ha ampliado el abanico de aprovechamientos y usos que ofrece este material. También me ha permitido darme cuenta del valor de algunos trabajos al descubrir la labor que hay detrás de determinadas piezas, y este hecho me ha motivado para emprender nuevos métodos, técnicas y estilos.

Tu obra está íntimamente ligada al territorio. ¿Qué es lo que te inspira del entorno en relación con tus creaciones? ¿De qué manera se plasma en tus piezas?
Me gusta mucho observar los elementos del territorio que habito y expresarlos a mi manera. Un vistazo rápido a un bosque, a un pájaro, a una planta… te da un tipo de información que no tiene nada que ver con lo que te aporta sumergirte en todo ello. La observación atenta y pausada te proporciona muchos matices que van enriqueciendo de una forma infinita tu percepción de estos elementos. Descifrar y entender toda esta rica miscelánea va modificando la concepción de todos estos elementos. Expresarlo con mi lenguaje es mi reto y mi privilegio como artista.

«Soy un apasionado de la sabiduría de nuestros antepasados y al mismo tiempo estoy abierto al cambio y a nuevos pensamientos.
Soy raíz y soy alas, soy prados de curvas suaves, y salvajes montañas escarpadas.
Soy víscera y pensamiento.»

Y, de manera más general, ¿qué te empuja y motiva a la hora de crear piezas con alma?
Creo que el alma es una de las grandes olvidadas de nuestros tiempos. El estilo de vida generalizado de la sociedad moderna y consumista aleja a una gran parte de la sociedad de poder interactuar y expresarse desde su singularidad, desde la visceralidad y la emoción de vivir con conciencia plena.
Este es uno de mis principales retos como persona, el hecho de vivir tan conscientemente como puedo, y en ello la expresión es una de las herramientas que utilizo para poder entender y dar forma a algunos de los conceptos que me conforman. Es una gran herramienta de autoconocimiento y evolución personal.
Hablo de naturaleza, pero también hablo de sentimiento y de crítica hacia aquellas realidades que me incomodan, que me emocionan y que merecen un punto de reflexión desde mi humilde perspectiva.

«Mi vida es naturaleza la mayor parte del tiempo, tanto en los ratos libres como en mi trabajo.»

¿Qué tipos de madera y qué otros materiales utilizas para tus creaciones?
Utilizo un gran abanico de maderas presentes en el territorio. Cada una de ellas por su uso determinado. Empleo nogal, roble, fresno, cerezo, manzano y peral, tilo, avellano, boj, pino negro, enebro, espinau…, que recojo personalmente o que compro en aserraderos cercanos.
Me gusta también hacer piezas a partir de maderas y vigas antiguas que reciclo de pajares o viejas estancias, sintiendo la emoción de volver a trabajar unas maderas que hace cien o doscientos años otras manos trabajaron antes que yo. Muchas veces hago servir las mismas herramientas que se utilizaron en aquel momento.
He ido introduciendo cada vez más materiales distintos a mis creaciones, como la roca y el hierro. Resulta un gran entretenimiento buscar piedras bonitas cuando deambulo por las montañas para después conjugarlas con la madera que estoy trabajando. Del mismo modo, también estoy añadiendo el hierro a mis obras que les aporta una fuerza y un dramatismo muy especiales.

¿Cuáles crees que son los aspectos de tu obra que contribuyen a elaborar esculturas singulares y con una profunda personalidad?
El hecho de trabajar con diferentes materiales y hermanarlos de la manera en que lo hago dan mi punto personal a mis obras. Del mismo modo, la mezcla y la fusión de estilos es un punto en común de muchas de mis piezas, donde se da una combinación de formas y texturas bien trabajadas y definidas junto a otras que son más primarias, más crudas y salvajes.
Es una íntima visión metafórica de mi universo y de la vida en general, en la que el blanco sin el negro no tiene ningún sentido. Es una representación de cada uno de los conceptos que trabajo, desde su propia esencia.

«Me gusta mucho observar los elementos que conforman el territorio que habito. Descifrar y entender toda esta rica miscelánea modifica la concepción de todos estos elementos, y expresarlo con mi propio lenguaje es mi reto y privilegio como artista.»

¿Qué tipo de piezas te gusta más crear?
Me gusta mucho la diversidad de piezas que me aporta mi oficio.
De todas formas, la escultura conceptual me permite una manera de trabajar muy basada en aquello que aflora a mi espíritu, arrancar de una manera muy visceral y primitiva los conceptos que me hacen palpitar profundamente. Es, además, la que me permite hablar con un lenguaje más personal y propio y la que, al mismo tiempo, me permite observarme y crecer como individuo.

¿Qué quieres expresar y cómo entiendes tu obra una vez finalizada? ¿Cuál es tu lenguaje a la hora de esculpir la madera?
Cada pieza es un mundo en sí misma.
Hay piezas que pretenden hacer que el espectador/a se sienta bien por el hecho de observar la combinación de elementos y formas trabajadas, que buscan arrancar una sonrisa o un suspiro al observarlas.
Otras, en cambio, pretenden incomodar, provocar una reflexión sobre un tema, determinar o sugerir nuevas perspectivas en la concepción de un concepto determinado.
Pero, en general, lo que busco como artista es crear una emoción, alterar el estado del espectador llevándole hacia un lado u otro y, con ello, remover su alma.

«Conocer las maneras y estilos del trabajo en madera en diferentes partes del mundo han ampliado las posibilidades y técnicas que he aprendido en el Pirineo; al mismo tiempo, me han aportado conocimientos para hacer más eficiente mi trabajo y han ampliado el abanico de aprovechamientos y usos que ofrece este material.»

¿Cómo crees que ha ido evolucionando tu trabajo como artista?
Toda mi carrera artística ha sido una evolución permanente. He ido pasando por los pasos necesarios para llegar a mi momento actual. Es cierto que durante muchos años hice representaciones realistas y muy figurativas de formas naturales. Fue ese trabajo meticuloso y estricto con las formas reales lo que me dio las herramientas para poder alcanzar una expresión más intuitiva y singular, algo que me permitió ir encontrando mi propia manera de concebir el mundo y los conceptos que lo conforman y así poder darle forma.
Además, el hecho de sumergirme en el aprendizaje de las técnicas tradicionales de trabajo ha definido el tipo de piezas que realizo, sustentándome en ese estilo y aportando mi visión actual, marcada por la riqueza y la pluralidad que me ha dado el hecho de viajar, poder interactuar con nuevas perspectivas y estilos, junto con la inspiración marcada por la accesibilidad que tenemos hoy en día de la obra de tantos y tantos artistas fascinantes que hay por todo el mundo.

¿Haces obras por encargo?
Principalmente realizo obras por encargo. Aun así cada vez dedico más tiempo a crear obra para poder exponer.

¿Cuál es el proceso que sigues como tallista, desde que surge una idea hasta que le das forma?
No acostumbro a seguir un método estricto. Así pues, hay ideas que se cuecen en mi cabeza durante meses o años y que van adquiriendo forma en esbozos, dibujos, y que posteriormente trabajo con la madera o el hierro.
Pero del mismo modo hay piezas que surgen de manera espontánea, que me encuentran con las herramientas en las manos cuando estoy en el taller y que trabajo directamente sobre un tronco o un trozo de madera, sin prácticamente coger un lápiz y dejándome llevar por una manera de trabajar más intuitiva, más espontánea.

«La escultura conceptual me permite una manera de trabajar muy basada en aquello que aflora a mi espíritu, arrancar de una manera muy visceral y primitiva los conceptos que me hacen palpitar profundamente.»

Haces una labor completamente artesanal, creando con tus manos y utilizando pequeñas herramientas para trabajar la madera. ¿Por qué no utilizas maquinaria especializada en trabajar la madera, con la excepción de la motosierra, para elaborar tus creaciones?
Utilizo pequeñas herramientas manuales para tallar como gubias, formones, hachas, azuelas… y otras herramientas de carpintería como serruchos, limas, escofinas, cepillos… Pero también pequeños utensilios eléctricos como la sierra de calar, el cepillo eléctrico, la pulidora, el taladro o la sierra circular para poder ser más eficiente en mi trabajo y a la vez ser más competitivo. También es cierto que la motosierra tiene un papel importante en mis procesos creativos.
No he querido nunca tener maquinaria grande como tupís o planeadoras por el peligro que comportan y aunque hoy en día hay modelos muy seguros y bien diseñados, prefiero preservar mis dedos tanto como sea posible, derivando estas tareas a los profesionales de la zona que disponen de este tipo de maquinaria especializada.

«En general, lo que busco como artista es crear una emoción, alterar el estado del espectador hacia un lado u otro y, con ello, remover su alma.»

Dices que la motosierra es como tu lápiz para crear. ¿Cómo entiendes el hecho de crear tanta belleza con una herramienta más bien ruda? ¿Y el hecho de contrastar naturaleza y mecánica?
Es ciertamente una herramienta de corte y de desbaste que se utiliza generalmente para cortar troncos, hacer leña…., pero con un poco de práctica ofrece unas posibilidades excepcionales y una gran versatilidad. Permite realizar trabajos realmente precisos y muy definidos.
Asimismo valoro mucho las texturas que dibuja la madera y me gusta mucho la combinación de partes más abstractas, de líneas más primarias, que representan esa parte más visceral, más salvaje, más cruda de la vida, con partes más definidas y perfiladas, una representación más racional y moderada, más embebida de razón.
La motosierra ha sido una herramienta que ha estado muy presente en casa a lo largo de toda mi vida. Ha sido un aparato de uso habitual en estos valles desde su aparición y existe una gran cultura a su alrededor, de la cual a mí me gusta participar. Los usos y el aprovechamiento de la madera en los territorios pirenaicos han sido una de las maneras de ganarse la vida de manera tradicional y hay siglos de conocimiento ligado a este ámbito.
Mi actividad no deja de ser una faceta más en el uso correcto y el aprovechamiento de este recurso tan interesante, y la evolución de las herramientas permite agilizar alguna de esas tareas y simplificar sus procesos.

¿Cómo es tu día a día en el taller de que dispones en Llesp?
Mi taller, actualmente no abierto al público, es un espacio muy íntimo para mí, donde dejo aflorar todos los conceptos que voy trabajando en mi cabeza.
Las jornadas en el taller tienen olor a virutas de buena madera, a estufa de leña y música de fondo.
Habitualmente tengo diversas piezas empezadas y cada una de ellas encuentra su momento para salir adelante, aprovechando que a menudo hay procedimientos que requieren su espera (mientras se encola una pieza o se seca el tinte de una parte de alguna escultura…).
Esta variedad me aporta poder disfrutar en permanencia, evitando la monotonía.
De hecho, cada jornada es diferente. Hay momentos de gran meticulosidad y concentración; otros de dispersión y frenética creatividad. También hay largos momentos de observación para poder conseguir la línea perfecta, la forma deseada…

«Mi taller es un espacio muy íntimo para mí, donde dejo aflorar todos los conceptos que voy trabajando en mi cabeza. Las jornadas allí tienen olor a virutas de buena madera, a estufa de leña y música de fondo.»

¿Dónde se puede descubrir y adquirir tu obra?
La manera más rápida para ver algunas de mis piezas y ponerse en contacto conmigo es hacerlo a través de las redes sociales, Instagram o Facebook, por ejemplo, y se me puede localizar a través de mi correo electrónico o por teléfono.
También hay algunas piezas repartidas por el territorio como la escultura en homenaje a Pau Donés situada en el mirador del pueblo de Montanuy, realizada conjuntamente con el artista cubano Rafael Arzuaga. Y hago exposiciones puntualmente en distintos puntos del territorio.

¿Te gustaría descubrir otras facetas artísticas?
Actualmente estoy en un momento de expansión artística que considero muy interesante.
Estoy profundizando en el trabajo de diversos materiales como son el hierro y la piedra, y también incorporando otros como el yeso o los tejidos a mis creaciones.
Soy también un apasionado del dibujo, la fotografía, la música o la poesía y, de hecho, a través de las redes sociales plasmo también esa faceta literaria.
Mantengo actualmente contacto con artistas de distintas disciplinas, con quienes interactúo de manera habitual, tanto para hacer trabajos conjuntos como para hacer críticas de nuestros procesos y de nuestras creaciones. Esto me aporta nuevos puntos de vista, nuevas perspectivas y va ampliando y expandiendo mis capacidades creativas.

«Estoy profundizando en el trabajo de materiales como el hierro y la piedra, y también incorporando otros como el yeso o los tejidos. Soy también un apasionado del dibujo, la fotografía, la música o la poesía y, de hecho, a través de las redes sociales plasmo también esa faceta literaria.»

Cuando tienes tiempo libre, ¿qué te gusta hacer (o no hacer)?
Soy un apasionado de descubrir y a eso he destinado una parte importante de mi vida: tanto en lo que se refiere a descubrir rincones y sutilezas del territorio más cercano, como a rodar por el mundo, viajando a lomos de una bicicleta o con una mochila a la espalda, subiendo y bajando montañas por algunas de las cordilleras del mundo (Alpes, Andes, Himalaya…).
Poder estar en íntimo contacto con la naturaleza es lo que me hace sentir mejor como persona, lo que me permite sentirme vivo, completo y realizado. Por eso destino tanto tiempo como puedo a sumergirme en este medio… subiendo y bajando rocas y montañas, cimas, tanto en verano como en invierno, bien sea escalando, con los esquís en los pies, con un piolet en la mano…
Disfruto de la compañía de amigos y familia, del cultivo del huerto, de moverme entre fogones y cacerolas, de sentarme tranquilamente observando el paso del tiempo.
Actualmente también destino una parte importante de mis esfuerzos a sacar adelante un proyecto de bioconstrucción, levantando mi propia casa y las de unos amigos y amigas, en un más que interesante proyecto comunitario.

¿Qué crees que serías si no fueras artesano?
Podría ser alguna otra cosa que me permitiera ser creativo y con la que pudiera tener la misma motivación que tengo ahora mismo, ¡al 400%!

«Actualmente también destino una parte importante de mis esfuerzos a sacar adelante un proyecto de bioconstrucción, levantando mi propia casa y las de unos amigos y amigas, en un más que interesante proyecto comunitario.»

Finalmente, cómo imaginas o proyectas tu futuro?
Mi carrera profesional ha estado marcada por una evolución continua que sigue a día de hoy. Cada vez la parte artesana va perdiendo peso en favor de mi faceta más artística. De hecho, ya hace un tiempo que estoy muy centrado en ella, expandiendo mis conceptos con cada nuevo paso y ampliando horizontes.
El hecho de ser muy abierto y receptivo con los materiales, los estilos… me permite sorprenderme en permanencia y crear con la actitud de un niño entusiasmado y terriblemente motivado a seguir aprendiendo y expandiéndose.
Hace más de veinte años que trabajo en solitario pero actualmente estoy en estrecho contacto con otros artistas con los que comparto proyectos e ideas, un hecho que enriquece mi actividad creativa.
En este momento estoy especialmente motivado con la creación de esculturas en diferentes materiales, formatos y medidas, y en la realización de piezas para exponer. Tengo muchas ganas de dedicar mis esfuerzos a expandir y hacer visible mi obra en tantos lugares como sea posible.
El actual interés que está suscitando mi obra en distintos medios y entornos me motiva a seguir evolucionando y creando con mi sello personal, disfrutando con la experiencia y ampliando los límites y mi zona de confort.



Txordi Ricart

Escultura en madera del Pirineo: arte y belleza artesanos

Casa Abadia – Plaza de Llesp
25526 Llesp
Alta Ribagorza
Lérida

Teléfono: +34 650420826

txordiricart@yahoo.es
Encargos a través de las redes sociales, teléfono y correo electrónico

Facebook
Instagram
youtube

Persona de contacto: Txordi Ricart

Poterie La Ferme

Cerámica 100 % artesana, creaciones hechas a mano. Ver historia

Poterie La Ferme

Cerámica 100 % artesana, creaciones hechas a mano. Ver historia

Sergio Padura

Fotografía y pasión por la montaña. Ver historia

Sergio Padura

Fotografía y pasión por la montaña. Ver historia

Roser Guix Torrents

La escritora que da voz a la mujer campesina. Ver historia

Roser Guix Torrents

La escritora que da voz a la mujer campesina. Ver historia

Cal Felipó

Productores de manzanas ecológicas de montaña. Ver historia

Cal Felipó

Productores de manzanas ecológicas de montaña. Ver historia

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

Para rodearse de naturaleza en el corazón del Valle de Hecho. Ver historia

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

Para rodearse de naturaleza en el corazón del Valle de Hecho. Ver historia

30 cabres

La quesería de Eller. Ver historia

Diorj Braama

Artista, pintor, músico, poeta… Ver historia

Projecte Boscos de Muntanya

Trabajando en el Pirineo para la conservación y la mejora de bosques. Ver historia

Projecte Boscos de Muntanya

Trabajando en el Pirineo para la conservación y la mejora de bosques. Ver historia

PHILIPPE LAVAILL

Philippe Lavaill

Un artista polifacético con taller de arte en Bescaran. Ver historia

Llivins

Viticultura de altura y de montaña. Ver historia

Jabones del Pirineo

Naturaleza de altura en tu piel. Ver historia

Bodegas Bal Minuta

Las viñas más altas de la Península Ibérica. Ver historia

Safrà del Montsec

Azafrán ecológico, cosechado a mano y secado con leña. Ver historia

Gratacool

La vitamina C de la montaña. Ver historia

L’Esquella, lechería de la Cerdanya

Naturalidad y calidad como carta de presentación. Ver historia

Taüll orgànics

Productos naturales de alta montaña para la salud y el bienestar. Ver historia

Aromik

Plantas aromáticas de producción ecológica, infusiones y condimentos. Ver historia

El Refugi de la Feixa

Un oasis de paz a 2.160 m. Ver historia

Formatgeria de Montmelús

Quesos artesanos de cabra. Ver historia

Cal Rossa

El establecimiento de turismo de naturaleza que propone una experiencia sostenible. Ver historia

Cal Rossa

El establecimiento de turismo de naturaleza que propone una experiencia sostenible. Ver historia

Prat de Sala

Cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver historia

Prat de Sala

Cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver historia

Fundación Miranda

Caballos libres, prevención de incendios y conectividad del territorio Ver historia

Fundación Miranda

Caballos libres, prevención de incendios y conectividad del territorio Ver historia

Formatgeria Montsent de Pallars

Quesos artesanales de leche cruda de cabra y oveja Ver historia

Ca de Llibernal de Noals

Miel de montaña 100 % natural, a 1.028 m Ver historia

Alfarería Blanca Alfonso

Porcelana artesana en un entorno de pura naturaleza Ver historia

Alfarería Blanca Alfonso

Porcelana artesana en un entorno de pura naturaleza Ver historia

Refugio Vall de Siarb

Tu hogar en el Pirineo Ver historia

Refugio Vall de Siarb

Tu hogar en el Pirineo Ver historia

El Gall Negre Cerveses i Aiguardents

Hacemos las cervezas que nos gustan Ver historia

Danaedas

La cerámica artesana de alta temperatura creada en Das Ver historia

Danaedas

La cerámica artesana de alta temperatura creada en Das Ver historia

Borda Marengo

Ovejas latxas, queso de pastora y queso roncal, en Isaba Ver historia

Bauma de les Deveses

La recuperación, con métodos tradicionales, de la viticultura de altura en el Berguedà Ver historia

Sarasak

Bolsas y complementos hechos a mano, en el Pirineo Ver historia

Sarasak

Bolsas y complementos hechos a mano, en el Pirineo Ver historia

Penélope Clot

Pintando y recreando el paso del tiempo, a 1.219 m de altura Ver historia

Gall Fer Socks

Los calcetines técnicos especialmente diseñados desde el Pallars para los deportes de invierno Ver historia

Gall Fer Socks

Los calcetines técnicos especialmente diseñados desde el Pallars para los deportes de invierno Ver historia

Cal Margarit

Cosmética Natural de Lavanda y mucho más Ver historia

L’aranyonet

El arte de elaborar deliciosas conservas vegetales artesanas Ver historia

Mermeladas La Marmita

Con el estilo de nuestras abuelas y la esencia de la naturaleza Ver historia

Vital

Un proyecto global para recuperar el arte popular relacionado con la tradición de los pastores de los Andes y de los Pirineos, desde Andorra Ver historia

Vital

Un proyecto global para recuperar el arte popular relacionado con la tradición de los pastores de los Andes y de los Pirineos, desde Andorra Ver historia

Liken Skis

Esquís artesanales para conectar con las emociones. Ver historia

Liken Skis

Esquís artesanales para conectar con las emociones. Ver historia

Herbes de l’Alt Pirineu

Recogiendo los principios activos de la alta montaña. Ver historia

Cal Calsot

La casa rural con encanto para desconectar y disfrutar de la naturaleza Ver historia

Sal dels Pirineus

El ingrediente vital que hace 200 millones de años que se prepara en el corazón de los Pirineos Ver historia

Sal dels Pirineus

El ingrediente vital que hace 200 millones de años que se prepara en el corazón de los Pirineos Ver historia

Cal Casal de Ossera

Mermeladas, jaleas, chutneys, patés de setas y compotas, de autora, artesanas y elaboradas con productos de proximidad Ver historia

La Vella de Romadriu

Cerámica artesana utilitaria creada en Oliana e inspirada en el Pirineo Ver historia

La Vella de Romadriu

Cerámica artesana utilitaria creada en Oliana e inspirada en el Pirineo Ver historia

El Refugio de Cuberes

El único refugio guardado de la Reserva Natural de Boumort Ver historia

Llum del Cadí

El vino que se obtiene de unas viñas heroicas Ver historia

Cesc Capdevila i Torrell

Guía intérprete del Alt Pirineu Ver historia

Cesc Capdevila i Torrell

Guía intérprete del Alt Pirineu Ver historia

Cerámica Marta Danés

Piezas artesanales de altura: entre el arte y el objeto de uso cotidiano Ver historia

Cerámica Marta Danés

Piezas artesanales de altura: entre el arte y el objeto de uso cotidiano Ver historia

Cal Mandrat de Montellà

Vino blanco fresco y ecológico, único y de altura Ver historia

Cal Andreuet

Agricultura ecológica de alta montaña Ver historia

Patés de L’Aínsa

Patés artesanos con la receta centenaria de los pueblos de alta montaña Ver historia

Can Pastoret

Ganaderos en extensivo y productores de patata ecológica a 1.350 m de altitud Ver historia

Botanica

Tejidos, ropa y complementos a base de tintes naturales del Pirineo Ver historia

Botanica

Tejidos, ropa y complementos a base de tintes naturales del Pirineo Ver historia

NaturaLlibres

NaturaLlibres era un sueño, el sueño atrevido y temerario de la periodista Meritxell-Anfitrite Álvarez Montgay que, un día, en pleno confinamiento, sembró la semilla de ese sueño. Irse de Madrid —donde vivía— para instalarse en Alins, a 1.048 metros de altitud, en el pueblo donde habían residido sus bisabuelos Ver historia

NaturaLlibres

NaturaLlibres era un sueño, el sueño atrevido y temerario de la periodista Meritxell-Anfitrite Álvarez Montgay que, un día, en pleno confinamiento, sembró la semilla de ese sueño. Irse de Madrid —donde vivía— para instalarse en Alins, a 1.048 metros de altitud, en el pueblo donde habían residido sus bisabuelos Ver historia

Debosc

Propuesta de agroecología que lleva la marca de sus ilusiones: alimentarse de forma saludable y con productos de calidad, y buscar soluciones al abandono de las tierras de cultivo y sus bosques Ver historia

Suscríbete a la Newsletter

Si quieres sorprenderte con nuevas historias y estar al día de las actividades que te proponemos.

¡Tu conexión con lo auténtico, en un solo clic!

Suscríbeme
Premio alimara 2021

Through Sustainability

© 2022 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio