Jabones del Pirineo

Desde Benabarre (Huesca), a casi 800 metros de altitud, en Jabones del Pirineo crean productos de alta calidad elaborados con materias primas naturales y mediante un cuidadoso proceso de elaboración totalmente artesanal, de principio a fin. Hechos con cariño y delicadeza, miman al máximo todos los detalles y la presentación, para ofrecer fragancias, texturas y, sobre todo, naturaleza, al servicio del cuidado de la piel.

Naturaleza de altura en tu piel

Jabones del Pirineo nació en el año 2012, motivado por la suma de las inquietudes y necesidades personales de sus creadores. Según palabras de Ana María García, CEO y fundadora de esta empresa familiar, como aficionada y consumidora desde muy joven de productos naturales, quería mejorar un problema crónico de piel de una de sus hijas. Cansada de los tratamientos convencionales, pensó que la mejor manera de buscar y aplicar una alternativa mucho más saludable para su hija era recuperar de nuevo una afición: la elaboración artesanal de cosméticos naturales.

Le preguntamos por su trayectoria hasta hoy día, y el resultado es esta entrevista.

Se podría decir que tu hija es la semilla de Jabones del Pirineo. ¿Cómo empezó todo, desde esa primera necesidad de resolver su problema de piel?
El primer paso fue retomar nuevamente mi formación en la elaboración de cosméticos naturales en Barcelona. Empecé por el primer producto de higiene diaria, un jabón sólido muy suave a base de aceite de coco, oliva y caléndula para cuidar y mimar pieles muy sensibles como la de nuestra hija. Los resultados fueron geniales, y repercutieron en una clara y significativa mejoría.

Empecé a regalar mis jabones a toda la familia y amigos para que los probaran, y así escuchar sus sugerencias y opiniones. En aquel momento no tenía trabajo y estaba al cuidado de nuestras hijas que, por entonces, tenían 4 y 5 años. Así, de la voluntad de querer mejorar un problema de piel y de mi afición por los productos naturales y la artesanía, surgió la necesidad de crear un nuevo proyecto de vida, de buscar una salida laboral en el medio rural con la que poder conciliar la vida familiar. Siempre, desde la esencia y la pasión por las pequeñas cosas que nos hacen sentir bien, hechas con el corazón, y con mucho cariño y dedicación en un entorno natural maravilloso.

En Jabones del Pirineo defendéis una filosofía basada, entre otras cuestiones, en la esencia de las cosas sencillas y naturales, el aprovechamiento de los recursos naturales de la comarca de La Ribagorza para elaborar vuestros productos y el respeto por el medio ambiente. ¿Por qué elegisteis este entorno para crear vuestra marca y desarrollar vuestro proyecto?
La verdad es que ya estábamos en el lugar ideal. A finales del año 2006 dejamos nuestra ciudad natal, Barcelona, para mudarnos a Benabarre, un lugar muy tranquilo, rodeado de naturaleza y con mucho encanto. Estábamos cansados de la vida ajetreada y estresante de la ciudad, y decidimos dar el paso cuando nació nuestra primera hija. Queríamos ofrecerle otro tipo de vida más tranquila y saludable, y que pudiese disfrutar de su infancia en un entorno natural. Tan sólo tenía 9 meses cuando llegamos a Benabarre. Fue llegar allí y ampliar la familia, pues a finales de 2007 nació nuestra hija pequeña.

De querer mejorar un problema de piel y de mi afición por los productos naturales y la artesanía, surgió la necesidad de crear un nuevo proyecto de vida.”

¿Qué os unía a Benabarre y cómo ha cambiado vuestra vida desde que empezasteis este recorrido?
En realidad no tenemos ningún vínculo familiar con Benabarre; llegamos por casualidad… Conocimos la zona hace 20 años realizando turismo, y nos encantó el lugar y su entorno. Podríamos haber elegido cualquier otro pueblo de la zona para establecernos y cambiar nuestra vida, pero decidimos que fuese Benabarre, ¡sin más! Todo en nosotros ha cambiado mucho desde que llegamos e iniciamos nuestro proyecto, principalmente porque empezamos desde cero, y aunque el entorno y el medio rural son muy bonitos, emprender siempre es duro y se encuentran muchas dificultades en el camino.

Hemos ido creciendo poco a poco, y lo más difícil ha sido mantenerse, sobre todo en época de crisis. Pero gracias a la ayuda de la familia y de los amigos, que siempre han estado ahí para ayudarnos y apoyarnos, continuamos hoy con Jabones del Pirineo. Sin duda, todo este camino nos ha servido para apreciar y valorar las cosas que realmente son importantes en la vida, nos ha ayudado a luchar ante las dificultades, a no decaer ante ellas, y a no perder la ilusión por nuestro trabajo.

¿Cómo condiciona vuestra actividad, el hecho de estar trabajando en una zona montañosa?
Somos la España vaciada. Trabajar en una zona de montaña supone principalmente que no te vienen a ver, ni siquiera los proveedores; tienes que salir a buscar a la gente para darte a conocer. Y no se puede vivir sólo del turismo de la zona. Aquí, más que en otros lugares, es imprescindible tener presencia en Internet y estar activos en las redes sociales para que te conozcan y poder enseñar al mundo tus productos. Ese es nuestro mejor escaparate.

¿Cuántas personas integran el equipo de Jabones del Pirineo?
Formamos el equipo Sergio —mi marido, cofundador de Jabones del Pirineo y compañero de aventuras— y yo, como CEO y fundadora de este proyecto, además de otras personas que comparten nuestro día a día. Sergio es fotógrafo de profesión, y es la persona encargada de gestionar la página web, las redes sociales y el marketing y la publicidad. Yo soy administrativa de profesión y artesana.

Poco a poco hemos ido creciendo y, para nosotros, nuestro equipo es como si se tratara de nuestra familia: desarrolla y gestiona determinados servicios que hemos contratado a empresas también familiares y que comparten nuestra misma filosofía de vida. De esta manera, cubrimos y cumplimos con todas nuestras necesidades técnicas y con los estándares de calidad necesarios para poder ofrecer un producto de alta calidad.

Trabajar en una zona de montaña supone principalmente que no te vienen a ver, ni siquiera los proveedores. Es imprescindible tener presencia en Internet y estar activos en las redes sociales para que te conozcan y poder enseñar al mundo tus productos. Ese es nuestro mejor escaparate.”

Además de la elaboración totalmente artesanal, ¿Qué particularidades definen y distinguen a vuestros productos?
Todos nuestros jabones están elaborados artesanalmente mediante el proceso tradicional de saponificación en frío, y así el jabón conserva las propiedades de sus ingredientes. Están formulados con ingredientes naturales —algunos de ellos de producción ecológica— cuidadosamente seleccionados y de la más alta calidad y sostenibilidad. Están hechos con mucho mimo a base de aceite de coco, un aceite que posee excelentes propiedades beneficiosas para la piel, ya que es un gran emoliente, protector y regenerador dérmico, de manera que limpia en profundidad dejando la piel suave e hidratada. El aceite de coco les proporciona una excelente cremosidad. Están enriquecidos con diferentes aceites vegetales de alto valor cosmético y extractos naturales que les aportan propiedades específicas en cada caso (para las distintas necesidades de cada tipo de piel), y con fragancias y aceites esenciales, que proporcionan una agradable sensación. Indicados para la higiene diaria y el cuidado personal, por su formulación cosmética, están recomendados para pieles sensibles y delicadas, y son respetuosos con el medio ambiente.

Envueltos y empaquetados cuidadosamente a mano, personalizamos nuestros jabones para detalles de todo tipo de eventos (bodas, bautizos, comuniones, aniversarios…) y regalos de empresa. Además, nuestras cajitas están producidas a partir de recursos 100% naturales y sostenibles.
Todos nuestros jabones están fabricados bajo la normativa del Reglamento Europeo sobre Productos Cosméticos nº1223/2009. Jabones del Pirineo es una marca inscrita en el Portal Europeo de Notificación de Productos Cosméticos (CPNP).

Trabajáis con productores locales y de proximidad. ¿Porqué esa elección? ¿Creéis en un modelo de desarrollo económico más sostenible?
El entorno natural en el que vivimos nos ofrece productos agro-alimentarios locales y de proximidad de la más alta calidad y sostenibilidad, como es el caso de nuestro ingrediente estrella, la leche de cabra, de producción local 100% benabarrense y procedente de la empresa familiar Quesos Benabarre. Con su leche elaboramos cuatro variedades de jabón, para cubrir las necesidades de los diferentes tipos de piel.

También elaboramos una variedad de jabón con vino de una pequeña bodega familiar con D.O. Somontano, Bodegas Sers, de nuestra comarca vecina. Creemos que es una buena elección trabajar con productores locales y de proximidad. Es una manera de aprovechar los recursos que nos ofrece nuestro privilegiado entorno, la forma tradicional y artesana de trabajar de los productores, la calidad de sus productos y, sobre todo, un modo de crear sinergias y unas relaciones comerciales muy cercanas y familiares, potenciando así el desarrollo económico de la zona.

Nuestros jabones están elaborados artesanalmente, conservando las propiedades de sus ingredientes naturales que han sido cuidadosamente seleccionados por su alta calidad y su nivel de sostenibilidad, como es el caso de nuestro ingrediente estrella, la leche de cabra.”

Precisamente en relación con la sostenibilidad, vuestros productos tienen una especial relación con los ingredientes de la tierra. Disponéis de jabones de aceite de coco enriquecidos con diferentes aceites vegetales y extractos naturales y con fragancias y aceites esenciales, jabones de leche de cabra, de vino… ¿Cómo se transmiten a la piel los beneficios de la naturaleza?
La leche de cabra es un producto con excelentes beneficios para la piel. Es muy rica en nutrientes y el PH que contiene comparte características muy similares a nuestra epidermis. Además, nuestros jabones están elaborados con una leche muy especial de la Granja La Fondaña, situada en un entorno único. Para nuestro proveedor local, el bienestar y la alimentación de sus cabras es primordial, por eso las alimentan de pastos naturales, bellotas, alfalfa, tomillo, romero, bayas silvestres y cereales, y de esta forma la leche que dan es de muy buena calidad. A ello, hay que sumar el valor del trabajo de personas que hacen las cosas con mucho cariño y con respeto hacia los animales y el medio ambiente.

Nuestros jabones de leche de cabra son ideales para regenerar y cuidar la piel de una forma sana, suave y natural. Están recomendados para todo tipo de piel, incluso las más delicadas y sensibles, ya que están formulados a base de ingredientes naturales cuidadosamente seleccionados y de la más alta calidad. Además, por sus composiciones, son respetuosos con el medio ambiente. Indicados para el cuidado y la higiene diaria de cara, cuerpo y manos. Son jabones que producen una espuma muy cremosa. Están enriquecidos con diferentes aceites vegetales y extractos naturales que les aportan propiedades específicas en cada caso, para las distintas necesidades de cada tipo de piel, y con aceites esenciales, que proporcionan una agradable sensación. Como jabones de baño, cuidan y nutren la piel, y como jabones desmaquilladores, limpian y eliminan impurezas. Por ello, son un excelente complemento para tratamientos estéticos. Una buena limpieza de la piel realizada de manera saludable es el primer paso indispensable para aplicar de forma eficaz cualquier tipo de tratamiento estético, ya que deja la piel mucho más receptiva.

En cuanto al vino con el que elaboramos nuestro jabón, procede de nuestro proveedor de proximidad Bodegas Sers, en Cofita, una empresa de tradición familiar que trabaja sus viñas con mucho mimo y con el respeto que les merece la tierra. Solamente vendimia sus uvas a mano, de esta forma obtienen un producto de máxima calidad. Este tipo de jabón con excelentes propiedades cosméticas está indicado para toda clase de pieles, y las deja limpias, hidratadas y suaves. Está formulado y enriquecido con aceites vegetales de coco, pepita de uva y oliva virgen, todos ellos de primera presión. El vino y los aceites y extractos de incienso y mirra, le aportan una fragancia persistente a madera, picante, un tanto alimonada y ligeramente almizclada. Es un gran antioxidante y regenerador dérmico.

También contáis con productos de cosmética natural (faciales, capilares, corporales, aceites, cremas solares, infantiles, para el hombre, packs de cosmética, sales de baño… e incluso jaboneras). ¿En qué consiste esta línea certificada de comercio justo de EquiMercado?
Concienciados con el medio ambiente, ofrecemos productos naturales y sostenibles. En nuestra tienda online contamos con jabones naturales y artesanos y packs de regalo, sales de baño y algunos complementos para el baño. Pero también disponemos de una línea de cosmética natural certificada por Bio Inspecta bajo la norma de BioVidaSana y con el sello de Comercio Justo de EquiMercado, impulsora en España del consumo responsable y de respeto al medio ambiente. El 100 % de sus principios activos son materias primas de gran calidad que han sido compradas en los países de origen, bajo los criterios de comercio justo, que posibilita el desarrollo sostenible.

Trabajamos con productos agro-alimentarios locales y de proximidad. Ofrecemos jabones naturales y artesanos, packs de regalo, sales y complementos para el baño y disponemos de una línea de cosmética natural certificada por Bio Inspecta.”

Disponéis de un showroom donde se exponen vuestros productos de cosmética natural creados a mano, que se puede visitar con cita previa, y en vuestra página web pueden consultarse todos vuestros catálogos, con detalles personalizados para eventos, por ejemplo. ¿La presentación de vuestros jabones y productos también define vuestra forma de ser?  
¡Sí! Nos gusta cuidar al máximo todos los detalles en nuestros productos para que su presentación y acabado reflejen el cariño y la delicadeza con la que están hechos. En nuestro taller trabajamos con distintos materiales, papeles de seda, papeles decorados, tules, cintas de organza, cintas de raso, bolsitas de tela de algodón orgánico, bolsitas de yute natural… y cajitas producidas a partir de recursos 100% naturales y sostenibles que enamoran.
Ofrecemos diferentes estilos de presentación —clásico, romántico, rústico o moderno— para todos los gustos, y disponemos de un catálogo de etiquetas personalizables con diseños en acuarela hechos a mano.
Por tercer año consecutivo hemos recibido el reconocimiento Wedding Award 2019 otorgado por Bodas.net en la categoría de Detalles de Boda, gracias a las opiniones de las parejas que contrataron nuestros servicios durante el año 2018.

¿Qué implica regalar uno de vuestros productos y dónde se pueden encontrar, además de en www.jabonesdelpirineo.com?
Implica regalar un detalle agradable, natural, útil y diferente, y  sobre todo, un producto artesanal hecho con mucho cariño y producido a partir de recursos naturales y sostenibles.
Nuestros productos también se pueden encontrar en tiendas especializadas de cosmética natural, en tiendas de productos artesanos y de regalo de la zona, y en algunos puntos de la geografía española.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro?
Nos gustaría conseguir más puntos de venta en España, consolidarnos como empresa de detalles para eventos… y, por supuesto, nos encantaría crear nuevos productos de cosmética natural.



Jabones del Pirineo

Naturaleza de altura en tu piel

C/ Vicente Piniés, 8
22580 Benabarre (Huesca)

+ 34 666 256 284
+ 34 600 792 020

www.jabonesdelpirineo.com
info@jabonesdelpirineo.com

Instagram
Facebook

Persona de contacto: Ana María García, CEO y fundadora de Jabones del Pirineo

© 2019 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio