Horta d’Alçada

Con el proyecto Horta d’Alçada, su creador, Oriol Blanco, desarrolla la horticultura ecológica en la masía Cal Parrillo de Guixers, a 1.130 metros de altura, en el Valle de Lord. Gracias a la agricultura de montaña y al contacto permanente con la tierra, de la cual recibe la energía cuando la trabaja y la cuida, explica que ha recuperado la tranquilidad y la calidad de vida. Desde esta realidad, cultiva y produce verduras, frutas y legumbres y se ha especializado en productos como la patata de montaña (trumfo), las cebollas, la judía tierna amarilla y roja, diferentes tipos de pimiento, el calabacín blanco y el amarillo, y zanahorias de colores…, y en variedades menos conocidas como por ejemplo el guisante negro o la patata morada. Sus productos llevan el sello del CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica).

Agricultura ecológica de montaña, a 1.130 metros de altura

El proyecto Horta d’Alçada nació en el año 2013 cuando Oriol, después de quedarse en paro en Barcelona, tuvo que replantearse el futuro, una reflexión que le condujo a impulsar un proyecto de huerta y fruta de montaña biológica, en la zona de Montcalb. Hasta entonces trabajaba impartiendo clases de artes marciales pero en 2012, con la crisis, decidió optar por un cambio vital: trasladarse al Valle de Lord, en la comarca del Solsonès, a la casa que su familia tenía en Guixers desde hacía más de 40 años y empezar, sin experiencia alguna, a trabajar los campos, con el nombre Horta d’Alçada.

Explica que la casa era la que sus padres alquilaron en los años setenta. Se había ido arreglando y él ya iba allí desde muy pequeño, con la familia, los fines de semana y los veranos. Como en 2006 su hermano se fue allí a vivir, para hacer las prácticas de la escuela agraria, Oriol, al quedarse en el paro, se imaginó desarrollando allí un proyecto rural. Al instalarse, ya para vivir y desarrollar su propia iniciativa, no se imaginaba hasta qué punto iba a cambiar su vida: “no pensaba en ello. Me centré en pensar lo que necesitaba en cada momento para superar cada dificultad que iba surgiendo. Si piensas demasiado a largo plazo, la incertidumbre te acaba ahogando y entonces eres incapaz de superar los obstáculos más próximos”. Lo que sí que tenía claro era que quería sacar adelante Horta d’Alçada para tener su propio proyecto “y para estar activo haciendo un trabajo físico”.

Sin el bagaje, las herramientas ni los conocimientos ancestrales propios de las familias con un pasado en el mundo del campesinado, Oriol empezó a trabajar en el proyecto en 2013, con media hectárea. Compró maquinaria, niveló los terrenos, fertilizó la tierra… en un proceso lento y nada fácil que, con los años, ha dado —nunca mejor dicho— sus frutos. “Inicié el proyecto con 5.000 m2 yo solo, sin conocimientos agrícolas ni experiencia, ni la forma física adecuada para este tipo de trabajo y sin maquinaria, pero con la intención de querer producir productos frescos de calidad. Actualmente he duplicado el área que cultivo, con una hectárea, tengo maquinaria, conocimientos agrícolas y silvícolas, experiencia, el cuerpo acostumbrado al trabajo duro y cuento con una socia que se incorporará este año, para la elaboración de procesados y productos deshidratados.”

Oriol empezó a trabajar en el proyecto en 2013 con media hectárea. Compró maquinaria, niveló los terrenos, fertilizó la tierra… en un proceso lento y nada fácil que, con los años, ha dado sus frutos.

Una etapa llena de cambios

Hacemos balance de estos últimos años y de todo aquello que ha supuesto dar vida a Horta d’Alçada. Desde aquellos inicios, Oriol explica que ha habido muchos cambios en su vida. El primero que tuvo que hacer, en 2013, fue formarse como agricultor: “me pasé cinco años haciendo cursos de formación de todo tipo, principalmente agrícola y técnica; desde cursos necesarios para incorporarme como joven agricultor (de agricultura ecológica, de manzana y pera de montaña, riego, prevención de riesgos, manejo del tractor, contabilidad, comercialización, botánica, fitosanitarios, manipulador de alimentos…) hasta otros muchos que me parecieron interesantes para adquirir conocimientos (apicultura, catador de mieles, agricultura biodinámica, agricultura regenerativa, clima y microclima, injertos, poda suave, topografía, fertilización, edafología, redes sociales, murciélagos, geología, diagnosis del suelo…). Ahora ya no encuentro casi nada que no haya hecho o que me interese lo suficiente. La última ha sido una formación en silvicultura”.

Cuando nos interesamos por los obstáculos que ha tenido que superar para salir adelante con su nuevo estilo de vida, habla de cosas prácticas. “Ha de gustarte conducir, y has de aprender a hacerlo con hielo y nieve. Pasas muchas horas en el coche arriba y abajo, por carreteras que son de montaña, es decir, con curvas, baches… y turistas incívicos de fin de semana, dificultades que a la Adminitración le importan bien poco, ya que solo se trasladan y se preocupan por la Cerdanya, donde tienen segundas residencias”.

En cuanto a los vínculos con personas más cercanas (la familia, las amistades…) comenta que el hecho de vivir en Guixers ha hecho que las relaciones incluso hayan ido a mejor: “cuando estás lejos de ellos aprendes a valorarlos más, y entonces les dedicas más tiempo del que les dedicarías si les tuvieras cerca”. Eso sí, afirma que este cambio de costumbres y el hecho de tener que desplazarse para ver a esas personas sí que se nota “en la factura de la gasolina, ¡por todos los kilómetros que he de recorrer cada semana!”.

“Me pasé cinco años haciendo cursos de formación de todo tipo, principalmente agrícola y técnica, pero también muchos otros que me parecieron interesantes para adquirir conocimientos. ¡Ahora ya no encuentro casi nada que no haya hecho!”

Productos extraordinarios

Oriol reconoce que se siente afortunado por vivir en Guixers, aunque también explica que no todo son rosas. Habla de la dificultad propia de trabajar allí, de la distancia hasta los consumidores finales que implica encontrarse a 1.130 metros de altitud, y del clima, muy frío, un hecho que reduce mucho el periodo de producción. Esto, sin embargo, es a la vez una ventaja: conlleva un gran beneficio ya que los productos resultantes de cultivar la tierra tienen mucha más calidad, son mucho mejores y más gustosos por la diferencia térmica entre el día y la noche, tienen texturas más crujientes y colores más vivos. Oriol comenta que, en Guixers, la temporada empieza algo más tarde que en Solsona y que además se da el fenómeno de la inversión térmica en invierno, de manera que hay entre 5 y 10 grados más de temperatura: durante el día se puede llegar a pasar de los 12 °C, temperatura que por la noche “baja habitualmente hasta los −4 °C. Excepcionalmente podemos llegar a los -10 °C y entonces nos tenemos que marchar porque se nos hiela el agua”.

Insiste en que le gusta lo que hace, en un entorno de una gran belleza paisajística y con un trabajo que le da la posibilidad de trabajar la tierra con sus manos, una tierra que le transmite energía positiva: “trabajar la tierra recarga naturalmente las propias pilas y además te conecta contigo mismo. Ahora entiendo porqué muchas empresas de reinserción social realizan esa labor a través de la agricultura”. En la agricultura de montaña, Oriol ha recobrado la tranquilidad y la calidad de vida. Comenta que lo más complicado para desarrollar un proyecto como Horta d’Alçada es encontrar un propietario de la tierra que esté dispuesto a creer en el proyecto. Y si este prospera, es muy gratificante. Él ha descubierto que todo esto le llena de satisfacción. “Me llega mucha energía de la tierra cuando la trabajo y la cuido. Creo que es sanadora, una buena manera de superar situaciones complicadas.”

Dice que sigue aprendiendo cada día y que su objetivo es seguir trabajando únicamente para el mercado de proximidad. Horta d’Alçada está presente semanalmente y durante la temporada en el mercado de Sant Llorenç de Morunys y de Solsona, y lleva sus productos a establecimientos de los alrededores, del Solsonès y del Berguedà, además de algunas ferias del territorio.

“El clima, muy frío, reduce mucho el periodo de producción, pero a la vez conlleva un gran beneficio: nuestros productos tienen mayor calidad, son más buenos y gustosos a causa de la diferencia térmica entre el día y la noche, tienen texturas más crujientes y colores más vivos.”

Un proyecto arraigado al territorio

Oriol resume la esencia de Horta d’Alçada en la idea de “productos de calidad al precio correcto para los productores”. Dice de sí mismo que, como emprendedor, se considera una persona dinámica, con una gran capacidad para desarrollar tareas diferentes: “mi don o excelencia es ser multi-tarea”, reconoce.

Hasta hace muy poco, él era la única persona encargada de gestionar y trabajar en Horta d’Alçada, “con ayuda puntual de la familia, sobre todo en momentos de baja por enfermedad, pero ahora el equipo se ha ampliado: “mi mujer se incorpora a la empresa y tenemos previsto abrir nuevas líneas de productos, principalmente envasados, deshidratados, hierbas aromáticas y cosméticos, manteniendo lo que ya tenemos”.

Los ejes de la producción de Horta d’Alçada son las cebollas, diversas variedades de judías, las patatas de montaña, las zanahorias y el puerro, si bien también ofrecen variedades no tan comunes como el ajo blanco; maíz escuadrado; calabacín blanco y calabacín amarillo; calabaza blanca; cebolleta del Berguedà; judía amarilla; judía roja; judía blanca bomba (la de la fabada); trumfo violeta y trumfo Ratte; trumfo Bufet blanco y negro; zanahoria blanca, amarilla y morada; guisante negro… Todo este abanico de verduras, frutas y legumbres pueden encontrarse en el mercado de Solsona, los viernes y en el de Sant Llorenç de Morunys, los domingos.

Precisamente de los consumidores reciben todo tipo de elogios: “nos transmiten, principalmente, que tenemos un buen producto de calidad y que hacemos bien las cosas, y el feedback es siempre el mejor instrumento para mejorar”.

En la agricultura de montaña Oriol Blanco ha recobrado la tranquilidad y la calidad de vida. “Me llega mucha energía de la tierra cuando la trabajo y la cuido. Creo que es sanadora, una buena manera de superar situaciones complicadas.”

Producción ecológica certificada

Los productos de Horta d’Alçada disponen del sello del CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica) desde que Oriol empezó su actividad: “tengo el sello desde que inicié el proyecto. Fue lo primero que hice, antes de nada. Comprendí que, sin el sello, en un entorno como el mío donde no puedo ofrecer cantidad a causa de la orografía y el clima, no hacía falta que me embarcara. Aquí solamente podía competir con calidad”.

Explica que el coste de la certificación es muy alto, y se muestra muy crítico en ese sentido: “monetariamente, hoy día cuesta casi 600 euros anuales solo tener el sello. Teniendo en cuenta que ahora el mundo se ha sacado de la manga que si tienes coche has de pagar por contaminar y no sé cuantas cosas más, los ecológicos pagamos por no hacerlo. ¡Si produjésemos convencionalmente, podríamos contaminar lo que quisiéramos sin pagar nada!¡Parece el mundo al revés! Burocráticamente, el coste es enorme. Hemos de llevar unos cuadernos de campo que nos ocupan muchísimo tiempo y en los que hemos de anotar todo lo que hacemos en el campo, los trabajos, las siembras, los tratamientos, la trazabilidad de aquello que plantamos, las facturas, la contabilidad… Son cuadernos que dependen de la buena voluntad de los agricultores, ya que por sistema no se llevan nunca a cabo análisis de tu suelo ni de los productos producidos si no ‘eres de riesgo’, como es mi caso. Por lo tanto, que el producto realmente cumpla con la normativa depende única y exclusivamente de si se apunta o no lo que se hace en el cuaderno de campo. Moralmente es indignante. Todos los productores deberíamos pasar por análisis anualmente o como máximo cada dos años, algo que no se hace. Si así fuera, caerían muchos productores”.

Oriol alerta a los consumidores: “¿realmente es creíble que las grandes distribuidoras puedan adquirir producto fresco ecológico vendiéndolo casi al mismo precio que el producto convencional? Si los consumidores creen que sí, quiero solo explicar que, productores de huerta ecológica hay muy pocos todavía, con unos costes mucho más elevados que los convencionales. Por lo tanto, aplicando la simple ley de la oferta y la demanda, si hay poca oferta, ¿de dónde sacan las grandes distribuidoras todo el producto que venden a bajo precio?”.

Oriol resume la esencia de Horta d’Alçada en la idea de “productos de calidad al precio correcto para los productores”, afirma que sigue aprendiendo cada día con su labor y que el objetivo es seguir trabajando solamente para el mercado de proximidad.

La indignación de Oriol se traslada a los criterios de evaluación de estos productos: “es muy indignante ver que los criterios de evaluación son simplemente la prohibición de algunos productos agrícolas y el control del plantel y de las semillas que usas. No se tienen en cuenta la calidad del aire, del suelo o del agua. Por ejemplo, un productor del Baix Llobregat, en el parque agrario, al lado del Aeropuerto del Prat, entre las autopistas C-32 y C-33, que usa el agua del Llobregat para regar, su certificado tiene la misma calificación y valor que el de alguien que está en el Pirineo, lejos de toda fuente de contaminación. No digo que el del delta del Llobregat no pueda tener el sello, sino que debería haber una graduación de calidad dentro del propio sello, pues no es lo mismo producir al lado del aeropuerto que hacerlo en el Pallars”.

Fotografia Oriol Baylina

Territorio y vínculo

Conducimos la entrevista hacia el entorno para saber qué vínculo ha establecido Oriol y su proyecto con el territorio. “No sabría decirte cómo es, ese vínculo. Por el hecho de vivir y trabajar en Guixers conoces gente, haces amistades y enemistades, pero eso no deja de ser una cosa normal en cualquier proceso de asimilación y sociabilización en un territorio nuevo. ¡Quizás debería ser el territorio quien explicara qué le aporto yo!”, sonríe. Hablamos también del papel de Horta d’Alçada en la promoción local: “no creo que esté contribuyendo mucho. Nunca he hecho promoción desde el apelativo local, sino desde la singularidad de la altura de la montaña. Por lo tanto, si contribuyo es de una manera indirecta. A lo que sí creo que contribuyo activamente es en revertir la despoblación, que es el principal problema que tenemos en las zonas de montaña y a la vertebración territorial. Si tenemos gente joven trabajando y viviendo en el territorio, este no morirá”.

Precisamente el valor que aporta el hecho de desarrollar un proyecto en esta zona de altura hace especiales a sus productos que gozan de unas características únicas. “Sin embargo, en general, la gente no acaba de apreciar todo lo que está vinculado a un producto como el nuestro. Hasta que no llegó el cierre provocado por la pandemia del COVID-19, por el hecho de ser ecológico, de proximidad o de montaña, no notabas una mejora de las ventas. El precio era el determinante. La mayoría de los clientes, al ver que como productor ecológico eras más caro, automáticamente me decían ‘¡chico qué caro eres! ¿Riegas con oro, o qué?’. Con la apertura post-pandemia esto ha ido cambiando y ahora hay mucha más conciencia de proximidad. Ahora cuando comentas que eres de la zona y que cultivas allí, te compran más. También creo que puede influir el hecho de que los precios de los productos convencionales fluctúan muchísimo, a diferencia de los míos, y en muchas ocasiones hasta son más elevados. Estos últimos años, por ejemplo, en verano y a causa del calor, la judía convencional se ha vendido a 10-12 euros el kilo, cuando la mía se vende a 6,5 euros el kilo. Yo no especulo con el precio de la comida, y mantengo los mismos precios todo el año. Por otro lado es cierto que tengo un pequeño grupo de consumidores superconvencidos con mi producto y con todo lo que hay detrás, que hacen lo imposible por venir a comprarme.”

“Contribuyo activamente a revertir la despoblación, que es el principal problema que tenemos en las zonas de montaña, y a la vertebración territorial. Si tenemos gente joven trabajando y viviendo en el territorio, este no morirá.”

Modelos, apuestas y propuestas de futuro

Derivamos la conversación hacia los modelos de economía social, solidaria y cooperativa porque hace un tiempo, Oriol fue miembro de la cooperativa rural Biolord (www.biolord.cat, ver en Taste the Altitude la entrevista que hicimos a unos de sus principales impulsores https://tastethealtitude.com/can-felipo/), vinculada a la producción de manzana de montaña que lleva su nombre. “El de Biolord es un modelo muy interesante para poder colocar tu producto puesto que la parte más difícil de una empresa es la venta. Pero en mi caso, soy demasiado pequeño para poder beneficiarme de ello y no me salía a cuenta estar allí.” Así pues, desde Horta d’Alçada se proponen ir manteniendo su esencia y ampliando su gama de productos.

Preguntamos a su emprendedor cómo valora la situación actual y el futuro del sector primario, en general y en nuestro país, y su respuesta no es demasiado optimista: “el sector primario tal y como lo conocemos, está herido de muerte. El sector va dirigido cada vez más hacia productores más grandes e intensivos. Por ejemplo, uno de los mayores propietarios de tierras agrícolas del mundo es el señor Bill Gates quien, como todo el mundo sabe, hizo su fortuna plantando patatas y tiene fama de ser muy buen agricultor”, ironiza.

“Hay un proceso de destrucción de los pequeños productores, los que abastecemos localmente, por infinidad de causas que parecen irreversibles, como por ejemplo, los bajos precios, mercados rígidos, normativas cada vez más complicadas para producir aquí…, pero a los de fuera les es cada vez más fácil importar sin ninguna normativa. Está la contaminación, la desertización, el envejecimiento de la población agraria, una remuneración económica deficiente, políticas activas insuficientes o contraproducentes… Con la pandemia vimos cómo, al cerrarse las fronteras, quedaban desabastecidos en los supermercados multitud de productos. Quedó entonces muy claro que si no produces localmente tienes problemas. Por desgracia, parece que nadie ha tomado nota y todo sigue con la misma dinámica. Lógicamente, un economista moderno te dirá que este planteamiento es erróneo, porque solo lo enfoca desde una óptica económica y de eficiencia, olvidando que cuando sale del área metropolitana el fin de semana, le gusta encontrarse el territorio ordenado y pulido, algo que solo es posible si allí hay gente viviendo y trabajando todo el año. En los territorios en los que no hay personas viviendo todo el año, no puede irse de fin de semana. Esto tiene un valor, pero aquellos a quienes tanto les gusta cuantificarlo todo, ¡esto todavía no lo han cuantificado!”

“Hay un proceso de destrucción de los pequeños productores, los que abastecemos localmente, por infinidad de causas que parecen irreversibles, como por ejemplo, los bajos precios, mercados rígidos, normativas cada vez más complicadas para producir aquí…”

Ante esta incertidumbre, el futuro se imagina con cierto escepticismo: “sinceramente, no sé cómo irán las cosas. No me planteo nada muy allá. La vida da muchas vueltas y lo que hoy es una virtud mañana puede ser un grave problema, y viceversa. Cuando tenía 15 años, intentaba imaginarme cómo sería mi vida con 25 años. ¡No acerté ningún pronóstico! Cuando tenía 25 lo hice con los 35. ¡Tampoco se cumplió ninguno! A los 35 ya no pronostiqué nada… ¡y continúo igual!”.


Horta d’Alçada

Masia Cal Parrillo
25285 Guixers
Solsonès
Valle de Lord, Lérida (Cataluña)

Tel.: + 34 610 124 753
hortadalcada@gmail.com

Instagram: @HortadAlcada
Twitter: @HortadAlcada
Facebook: Horta d’Alçada

Personas de contacto: Oriol Blanco y Anna Lozano

Konvent

El Konvent es un centro artístico pluridisciplinar, un espacio en el que artistas de cualquier disciplina puedan desarrollar sus creaciones, además de ser un lugar de interacción e intercambio de ideas y proyectos. Ver productor

RibagorSanes

RibagorSanes surgió en el año 2009 por iniciativa de Xavi Farré i Sahún, nacido en Llesp y geógrafo de profesión. Cuando trabajaba en la casa familiar y estaba acabando su tesis doctoral le llegó la propuesta de la Asociación para el Desarrollo de la Ribagorza Románica de plantar un campo con el objetivo de intentar impulsar el desarrollo armónico y sostenible de la Ribagorza catalana y aragonesa conjuntamente Ver productor

La Morera

Lina Ratia es la responsable del alojamiento rural La Morera, situado en las Masies de Llaràs, concretamente en el Pla de Corts. Rodeada de un bosque de robles y encinas, La Morera ofrece a sus huépedes un privilegiado entorno natural. Ver productor

Akarona

Lina Ratia es la responsable del taller textil artesanal Akarona. Su pasión por el textil le viene ya de su infancia puesto que nació en Terrassa, ciudad de gran tradición en esta industria. Ver productor

Bauharum Handmade

Nàdia Belchi Padilla es la responsable de Bauharum Handmade, un proyecto dedicado a la elaboración de velas artesanales. Ver productor

Horta d’Alçada

Oriol Blanco es quien está al frente de Horta d’Alçada, un proyecto que nació en 2013 cuando, viviendo por entonces en Barcelona, se quedó en el paro. Ver productor

Chabier Lozano Sierra

Chabier Lozano Sierra es filólogo y trabaja como profesor de lengua castellana y literatura en el IES Sobrarbe de Aínsa. Nacido en Zaragoza, ya de muy pequeño sintió atracción por la montaña y la naturaleza Ver productor

L’Argilosa

Maria Clara Grimalt Vert es el alma de L’Argilosa, un proyecto que fusiona disciplinas como la pedagogía, el trabajo personal, el arte en todas sus expresiones y los círculos de mujeres, entre otros, que confluyen en el mundo de la cerámica. Ver productor

Escola d’Oficis de Muntanya

La Escola d’Oficis de Muntanya (EOM) (Escuela de Oficios de Montaña) es un centro formativo del Alto Pirineo y Aran que ofrece diversos aprendizajes de calidad relacionados con la montaña y el entorno natural y rural de la zona. Ver productor

Salvatgines

Albert Cereza Castell, graduado en Ciencias Ambientales, es quien está detrás del proyecto Salvatgines. Amante del entorno natural y de la vida en el campo, Albert se ha marcado un camino que le permita dedicarse plenamente a su pasión: la naturaleza y la vida salvaje Ver productor

La Estiva. Escuela de Pastoreo de Aragón

La Estiva es la primera escuela de pastores establecida en Aragón, creada con el objetivo principal de dar valor a la ganadería extensiva y de montaña mediante la formación. Además, pretende dotar el territorio con una herramienta útil capaz de favorecer el asentamiento de personas en núcleos rurales poco poblados, y revertir la tendencia al abandono de esos pueblos. Ver productor

Zacarías Fievet

Zacarías Fievet es pastor de alta montaña desde los 18 años, un oficio que compagina con su pasión por la fotografía. Formado en un grado medio de agricultura y ganadería, Zacarías Fievet ha vivido desde pequeño el pastoreo, que aprendió de sus padres, en el valle de Benasque... Ver productor

Atelier Serraspina

Atelier Serraspina se dedica al diseño y la confección artesanal, y por encargo, de vestidos “de época atemporales” con tejidos de alta calidad que pueden llevarse con total comodidad y que, además, favorecen la figura. Ver productor

Bruma Ceramics

Con Bruma Ceramics, Cristina Pallàs tiene como objetivo elaborar con esmero y conciencia piezas cerámicas de manera artesanal. Con la influencia del arte japonés y el gusto por la belleza que se encuentra en la imperfección, dispone de momento de una única colección, Freckles, constituida por piezas destinadas a formar parte de la vajilla, como platos, vasos, tazas y boles. Ver productor

Hotel Tierra Buxo

Hotel Tierra Buxo es un establecimiento solo para adultos de 5 habitaciones, alguna de ellas con bañera de hidromasaje integrada en la habitación. Está ubicado en un edificio de nueva construcción, pero con mucho carácter y una decoración muy cuidada. Ver productor

Motiva

Diseñando identidades corporativas, desde el Pirineo Ver productor

Pirineo Literario

Pirineo Literario es una iniciativa surgida en Aragón con el objetivo principal de dar valor a toda una serie de rutas excursionistas por el Pirineo a través de la relación que establecen con la creación literaria, tanto por parte de autores clásicos como de autores contemporáneos. Ver productor

Bramby Supply Co.

Delantales hechos a medida y artículos de piel de alta calidad Ver productor

Tulipmania

Tulipanes y dalias del Prepirineo catalán Ver productor

Art en Vidre

Objetos decorativos y obras de vidrio con alma, con metales y elementos naturales del territorio Ver productor

Txordi Ricart

Txordi Ricart se inició profesionalmente en el mundo de la madera haciendo carteles. Poco a poco fue ampliando horizontes y empezó a experimentar a través de obras artísticas de todo tipo, desde un estilo más realista hasta un estilo más figurativo y simbólico. Ver productor

Debosc

Agroecología consciente y pollos criados en un bosque de montaña, a más de 1.000 metros de altitud Ver productor

NaturaLlibres

Meritxell-Anfitrite Álvarez Mongay, licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona y máster en Periodismo Cultural por la Universidad San Pablo CEU de Madrid, está al frente de NaturaLlibres, una librería-refugio situada en la pequeña localidad de Alins Ver productor

Tresors del Cadí

David Masferrer es el responsable de Tresors del Cadí, una explotación de agricultura ecológica situada en el pequeño núcleo de Montferrer, en la comarca del Alt Urgell, dentro del Parque Natural del Alt Pirineu. Ver productor

Camino de los Buenos Hombres

La travesía del Camino de los Buenos Hombres abarca diferentes comarcas catalanas y francesas a lo largo de los aproximadamente 200 kilómetros de recorrido. Ver productor

Botanica

Botanica es sinónimo de ropa de calidad teñida y estampada a partir de plantas tintóreas de las cuales Sara extrae los colores. Ver productor

Can Pastoret

En Can Pastoret producen carnes naturales y saludables, de acuerdo con las normas de la producción ecológica y practicando la ganadería extensiva, basada en el aprovechamiento de los prados y los pastos de montaña. Ver productor

Orígens UNESCO Global Geopark

El Geoparque Orígens tiene como uno de sus principales objetivos la divulgación del territorio y de su patrimonio geológico, paleontológico, minero, natural y cultural. Ver productor

Patés de L’Aínsa

Los productos de Paté de L'Aínsa se caracterizan por ser ecológicos y por estar elaborados con materias primas de alta calidad. Ver productor

Cal Mandrat de Montellà

El Campgran de Cal Mandrat es sinónimo de un vino blanco fresco y ecológico, único y de altura. Se trata de un Riesling y Gewürztraminer, que bebe de las viñas localizadas en las tierras fértiles de la alta montaña. Ver productor

Cerámica Marta Danés

Marta Danés diseña y elabora a mano, artesanalmente, piezas exclusivas e irrepetibles de cerámica con sello propio y destinadas a un uso cotidiano. Ver productor

Cal Andreuet

En Sorribes, a 1.400 m de altitud, se encuentra Cal Andreuet, un proyecto familiar de agricultura ecológica que tiene como objetivo, entre otros, poner en valor el rico patrimonio agrario y cultural del valle de Gósol. Ver productor

Cal Felipó

En Cal Felipó cultivan una decena de variedades distintas de manzanas, alguna de las cuales, como la Pasquina, está ya casi olvidada. Ver productor

Llivins

En Llivins, la montaña es parte implícita del proceso de creación: se aprovecha la altitud, la climatología extrema, la amplitud térmica, la orientación este-oeste que garantiza una gran insolación... Ver productor

Safrà del Montsec

En Safrà del Montsec intentan ser transparentes y coherentes en todo lo que hacen, y lo demuestra el hecho de que tardaron más de seis meses en encontrar los envases que utilizan, unos frascos de vidrio reciclado, un claro ejemplo de sostenibilidad. Ver productor

El refugio de la Feixa

La Feixa es un refugio pequeño, íntimo y acogedor, único, situado en un llano rodeado de bosque de pino negro. Con reserva previa, se sirven comidas, se puede pernoctar y se aceptan mascotas. Ver productor

Alfarería Blanca Alfonso

Con el torno, Blanca Alfonso de la Riva da forma artesanalmente a sus piezas, obras de arte que expresan una parte de su esencia y que se pueden utilizar a diario. Ver productor

Sergio Padura

Sergio Padura se define como un coleccionista de momentos. Ver productor

Cesc Capdevila i Torrell

Cesc Capdevila i Torrell gestiona la ruta de senderismo Ramat de Camins, trabaja como guía intérprete y de montaña, es profesor de futuros guías de montaña en el instituto de la Pobla de Segur y coordinador de los Festivales de Senderismo de los Pirineos. Ver productor

Museo de Caminos

El Museo de Caminos es una reserva viva de senderos, cultura y patrimonio en el Valle de Siarb, en el Pallars Sobirà. Ver productor

Boumort Indòmit Ecoturisme

Boumort Indòmit Ecoturisme es una cooperativa que apuesta, desde la economía social, por fomentar la conservación de la biodiversidad y el patrimonio cultural del espacio natural protegido de Boumort. Ver productor

Centre d’Art i Natura Farrera de Pallars

Desde 1996, el Centre d'Art i Natura (CAN) de Farrera funciona como residencia de trabajo para artistas e investigadores de todo el mundo. Ver productor

Projecte Boscos de Muntanya

La actividad principal del Projecte Boscos de Muntanya consiste en promover estancias/campamentos semanales en el bosque entre los meses de julio y septiembre. Ver productor

Sal dels Pirineus – El Salí de Cambrils

Marta y Sergi ofrecen visitas guiadas al Salí de Cambrils. Ver productor

Gratitud Pallars

Gratitud Pallars es un proyecto de responsabilidad social y turística, que se basa en el cuidado y el cariño hacia la naturaleza y el paisaje. Ver productor

Ramat de camins

Ramat de Camins propone recorrer el eje vertebral del Pirineo catalán más auténtico, en tres grandes etapas que transcurren por caminos ancestrales y que permiten conocer los maravillosos paisajes de los Pirineos. Ver productor

Formatgeria de Montmelús

En la Formatgeria de Montmelús, a 1.600 m, se dedican, principalmente, a la producción artesanal de queso a base de leche cruda que obtienen de las más de 80 cabras de su rebaño. Ver productor

Vital

VITAL propone una nueva forma de colaboración y conexión entre diferentes culturas y colectivos en relación al arte popular de las montañas de los Pirineos y los Andes, en Perú, explorando qué tiene este en común y qué lo conecta. Ver productor

Cal Majuba

La calidad de la leche es la esencia de su manera de trabajar, de modo que en Cal Majuba cuentan con un rebaño propio de aproximadamente 180 ovejas de raza Assaf. Ver productor

Refugio de Cuberes

El Refugio de Cuberes es el único refugio con guarda de la Reserva Natural de Boumort y funciona como un pequeño hotel de montaña. Ver productor

La Vella de Romadriu

Desde mediados de 2018, con La Vella de Romadriu, Marta elabora cerámica utilitaria creada en Oliana e inspirada en el Pirineo. Ver productor

Taüll Orgànics

En Taüll Orgànics se elaboran principalmente productos de uso tópico. Ver productor

Patata Ecològica de la Cerdanya

En Mas Montagut se dedican principalmente a la producción y venta de patata ecológica de tres variedades, Kennebec, Monalisa y Red Pontiac, y lo hacen respetando los ritmos de la tierra y los animales. Ver productor

Alfolí de la Sal y salinas de Gerri de la Sal

En el municipio de Baix Pallars existe un emplazamiento de montaña en el que la sal es la gran protagonista: Gerri de la Sal. Ver productor

Llum del Cadí

En el año 2015, en Llum del Cadí empezaron a producir sus dos vinos: el vino blanco, con riesling, y el vino tinto, con pinot noir, dos variedades de uva que se producen tradicionalmente en el norte de Europa, donde el clima es más frío. Ver productor

L’Esquella

La esencia de L'Esquella se basa en la naturalidad y la calidad de los productos que ofrecen. Elaboran sus productos con leche fresca que recogen diariamente, procedente de vacas y cabras que pastan a los pies del Cadí. Ver productor

Prat de Sala

El Parc de les Olors Prat de Sala es un espacio dedicado al cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver productor

Herbes de l’Alt Pirineu

Gemma y Pedro, con Herbes de l'Alt Pirineu, cultivan 80 plantas aromáticas y medicinales mediante procesos de producción artesanales y siguiendo criterios ecológicos. Ver productor

Formatgeria Montsent de Pallars

En la Formatgeria Montsent de Pallars elaboran quesos de forma artesanal con leche cruda y pasteurizada de cabra de los valles del Pallars y de oveja de los valles de la Alta Ribagorza. Ver productor

Liken Skis

En Liken Skis se diseñan y fabrican artesanalmente y bajo pedido esquís de madera exclusivos y singulares, con altas prestaciones y de gran calidad y durabilidad. Ver productor

Refugio Vall de Siarb

El Refugio Vall de Siarb dispone de tres habitaciones dobles, una habitación con cinco camas y otra más amplia con seis literas. El aseo es compartido y cuenta con un comedor con chimenea y una amplia sala polivalente para realizar actividades. Ver productor

Cal Margarit

En Cal Margarit elaboran productos aromáticos, de cosmética y de higiene naturales de espliego de cultivo ecológico y aceite esencial de lavanda, 100% puro y natural, con certificado ecológico CCPAE. Ver productor

Ca de Llibernal de Noals

En Ca de Llibernal de Noals elaboran y envasan artesanalmente miel de montaña 100% natural. Ver productor

Sarasak

En la sierra de Montgrony, Sarasak es un proyecto de creación textil artesanal que nació fruto del cariño por el territorio y la creatividad de su impulsora, Sara Planella Jurado. Ver productor

Borda Marengo

En Borda Marengo Marina vive con las ovejas y de las ovejas que pastan libremente. Produce entre 4.000 y 5.000 quesos al año, que vende desde mayo hasta acabar las existencias. Ver productor

Cal Calsot

Cal Calsot es un alojamiento con una capacidad máxima para 12 personas. Se trata de un espacio de tranquilidad en el que sus 5 habitaciones disponen de unas excelentes vistas, son amplias y confortables, luminosas, sin televisor y con baño privado. Ver productor

Penélope Clot

En sus composiciones, de formatos diversos, destacan capas superpuestas de distintas texturas, transparencias, formas y colores armónicos, composiciones geométricas y evocaciones paisajísticas, y se refleja la utilización de múltiples técnicas. Ver productor

Gall Fer Socks

Gall Fer Socks, una gama de calcetines técnicos para la práctica del esquí, el snowboard o cualquier otra actividad de invierno, fabricados y desarrollados con el objetivo de maximizar la sensación de confort y protección dentro de las botas. Ver productor

Jabones del Pirineo

En Jabones del Pirineo hacen jabones elaborados artesanalmente siguiendo el proceso tradicional de saponificación en frío, para conservar las propiedades de sus ingredientes. Ver productor

Gratacool

Gratacool® se dedica a la comercialización del fruto de la rosa silvestre (Rosa canina), el escaramujo, muy abundante en el Pirineo y con un alto contenido en vitamina C. Ver productor

Bodegas Bal Minuta

En Bodegas Bal Minuta se dedican a la producción de vino en esa zona así como en Embún y en Rapún, en el Valle de Tena y en el Valle de Hecho. Ver productor

Cal Rossa

Cal Rossa es un establecimiento de turismo rural con capacidad para 23 huéspedes que ofrece la posibilidad de reservar la casa entera o bien los apartamentos por separado. Ver productor

Poterie La Ferme

En Poterie La Ferme trabajan el gres, cerámica de alta temperatura, de forma 100% artesana. Ver productor

Fundación Miranda

La Fundación Miranda nació en el año 2008 con el objetivo de rescatar caballos que viven situaciones de maltrato, aislamiento o abandono y ofrecerles una vida digna. Ver productor

Bauma de les Deveses

Un proyecto que pretendía recuperar un espacio agrícola único con la finalidad de obtener un vino ecológico de altura de gran calidad. Ver productor

El Gall Negre, Cerveses i Aiguardents

En El Gall Negre elaboran principalmente cerveza artesana con un ingrediente que determina su carácter, el agua pura que baja directamente del Cadí. Ver productor

Mermeladas La Marmita

En Mermeladas La Marmita se elaboran de manera artesanal mermeladas de todo tipo (de cabello de ángel, de calabaza y naranja, de pera y grosella, de zanahoria y naranja. Ver productor

Roser Guix

En sus obras, Roser Guix Torrents recrea, con autenticidad y sinceridad, el mundo en el que vivió de niña y de joven, habla de cambios sociales y de la evolución de la familia y el individuo en el seno de la sociedad. Ver productor

30 Cabres

En 30 Cabres hacen quesos artesanos de leche cruda de las cabras de su propio rebaño, productos de alta montaña y comprometidos con el entorno. Ver productor

El Camino ganadero de Marina

El Camino ganadero de Marina recorre Cataluña de norte a sur, desde los pastos de verano en las montañas de la Cerdanya, hasta los de invierno en el Penedès-Garraf. Ver productor

Geoparque Mundial UNESCO Sobrarbe-Pirineos

El Geoparque de Sobrarbe-Pirineos incentiva un turismo respetuoso con los valores auténticos de territorio (geoturismo) y promueve la investigación, la didáctica y la divulgación de estos valores. Ver productor

Asociación Llibre del Pirineu

En el Pirineo se consolida una pequeña industria editorial, aparecen nuevas librerías e iniciativas en pequeños núcleos de población y la creación literaria sigue creciendo con autores ya consagrados y la aparición de nuevos talentos. Ver productor

Cal Casal de Ossera

Núria en Cal Casal elabora manualmente más de 50 variedades de mermeladas artesanas, de autora y de altura, sin conservantes ni aditivos artificiales. Ver productor

Danaedas

Las manos de Danae Clot y el torno se fusionan para dar vida al universo de creaciones artesanales de Danaedas: elementos de decoración, colgantes, platos, vajillas, boles, hueveras, botes de cocina... Ver productor

La Escuela de Pastores de Cataluña

Nacida en el año 2009, la Escuela de Pastores de Cataluña es un proyecto formativo que se propone dinamizar la payesía en el ámbito rural. Ver productor

L’aranyonet

Desde el obrador de L'aranyonet se producen artesanalmente y siguiendo el proceso tradicional mermeladas de producción limitada y de alta calidad. Ver productor

Philippe Lavaill

Nacido en Perpignan, Philippe Lavaill es un escultor y un artista polifacético con taller en la localidad de Bescaran, en el Alt Urgell. Ver productor

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

El Hotel de Montaña Uson es un acogedor alojamiento rural de montaña, construido con piedra y madera según la normativa del valle, y que se abastece con energías propias y renovables. Ver productor

La Fábrica de Lanas de Arsèguel

La visita a las instalaciones de la Fábrica de Lanas de Arsèguel permite conocer la trayectoria de la industria de la lana tradicional. Ver productor

El Museo de las Trementinaires

En el Museo de las Trementinaires se explica el oficio que ocupó a buena parte de la población femenina del valle a partir de mediados del siglo XIX y que tomó su nombre de la trementina, el remedio que más popularidad les dio. Ver productor

Suscríbete a la Newsletter

Si quieres sorprenderte con nuevas historias y estar al día de las actividades que te proponemos.

¡Tu conexión con lo auténtico, en un solo clic!

Suscríbeme
Premio alimara 2021

Through Sustainability

© 2024 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio