Sal dels Pirineus

En Odèn, en la comarca del Solsonès, hay un emplazamiento de montaña, a 1.100 metros de altitud, en el que la sustancia blanca y cristalina utilizada durante siglos para conservar los alimentos, como condimento…, y que hoy en día es imprescindible en todas las cocinas, es la gran protagonista. Allí, la Sal dels Pirineus se obtiene procedente de una fuente subterránea que filtra los minerales hasta la superficie, donde es recogida y secada al sol del mismo modo que se había venido haciendo desde hace tres siglos. Marta Martín y Sergi Casals, pasteleros de profesión, son los gestores de esta pequeña explotación de sal, que extraen de manera artesanal y que comercializan sin ser procesada ni refinada. Sus productos recogen así, la esencia de la tierra.

El ingrediente vital que hace 200 millones de años que se prepara en el corazón de los Pirineos

Lejos del mar, en el interior de Cataluña, tenemos una oportunidad única para descubrir cómo se obtiene la preciada sal, utilizada durante siglos en la cocina y para conservar los alimentos, entre otros usos, y que hoy día forma parte de nuestros ingredientes esenciales e imprescindibles, un elemento estrechamente vinculado a nuestra alimentación. Porque, ¿sabemos cómo se origina este producto, y cómo llega a nuestros platos, procedente, por ejemplo, de una fuente subterránea  que transcurre por territorios de montaña? En este reportaje os proponemos conocer la historia de esta fuente localizada en la comarca del Solsonès, en la cara sur de la sierra del Port del Comte.

¿Cómo se origina y cómo llega a nuestros platos la sal procedente de una fuente subterránea que transcurre por territorios de montaña?

Es en el término municipal de Odèn donde se encuentra el núcleo de Cambrils. Y es en su territorio, rodeado de montañas, a 1.100 metros de altitud, donde destaca un emplazamiento único: el complejo del Salí. La Sal dels Pirineus es el tesoro que allí se comercializa, gracias a la labor de la naturaleza… y de Marta y Sergi, los encargados de hacer posible que este producto llegue a nuestra mesa. Ambos, inquietos y creativos, son pasteleros de profesión, y tienen una experiencia gastronómica que, ahora, han querido trasladar a un nuevo ámbito. Así, aunque gestionan el Salí desde hace muy poco —el mes de mayo de 2020—, han empezado ya a innovar, ofreciendo distintas variedades de sal.

Entre sus productos hay sal para poder condimentar —y degustar— los platos de una manera diferente: desde la sal fina o sal gorda hasta la Flor de Sal, la Sal con Hibisco, la Sal con Cajún (orégano, albahaca, comino, pimentón picante, pimienta roja dulce ahumada, guindilla, tomillo, romero, ajo y cebolla) y la Sal con hierbas provenzales (de tomillo, albahaca, mejorana, romero y orégano). Estas son algunas de sus propuestas, y tienen muchas más en vías de desarrollo como las tabletas de chocolate con sal, un dulce en el que pueden incorporar sus conocimientos en pastelería y los frutos de su experiencia en lugares como Vancouver o la cocina de Can Jubany.

Si queremos comprar sus sales y lucirlas en nuestra mesa, las podemos conseguir contactando con ellos mediante WhatsApp o por correo electrónico, o bien en la tienda del Salí de Cambrils, donde es imprescindible una parada para hacer una visita al complejo que no nos dejará indiferentes.

Extrayendo artesanalmente la esencia del Salí de Cambrils

Como ya explicamos en un artículo en Taste the Altitude, merece la pena recorrer el Salí para conocer su historia. Se sabe que las propiedades del lugar eran ya conocidas en la Edad Media, si bien las salinas empezaron a funcionar a finales del siglo XVIII y las construcciones que pueden observarse hoy en día fueron erigidas entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

El complejo lo integran dos espacios separados entre sí por unos 400 metros y un desnivel de 50 metros, y están situados en paralelo al río Fred, afluente del Segre. En la parte superior está El Salí o Fuente Salada, lugar donde brotan las fuentes de agua salada. Un sendero, desde el que se pueden observar los restos restaurados de la antigua construcción de madera que transportaba ese agua, comunica el área con Les Cabanetes. En los alrededores es donde se encuentran los bancales o terrazas de las salinas, con las eras de evaporación.

Las propiedades del lugar eran ya conocidas en la Edad Media, si bien las salinas empezaron a funcionar a finales del siglo XVIII.

El itinerario que recorre el complejo permite descubrir, paso a paso, todo el proceso de obtención de la sal, visitar el almacén, el molino, en un agradable paseo que nos muestra cómo, a partir de una fuente subterránea, podemos obtener un producto natural y único, la esencia salina de los Pirineos.

Hablamos con Marta y Sergi de su historia vinculada a la Sal dels Pirineus, de cómo se embarcaron en el proyecto, y esto es lo que nos cuentan:

Hace más tres siglos que se extrae sal del Salí de Cambrils. ¿Cuál ha sido el vínculo, desde un punto de vista histórico, de un producto como la sal con la comarca y el territorio? ¿Cómo ha marcado su evolución, por ejemplo, en el ámbito económico?
Hasta el año 1963, mientras las salinas estuvieron en funcionamiento, estas constituían una de las principales fuentes de ingresos del municipio. Una vez cerradas, cayeron sin embargo en el olvido… Parece imposible, pero no se les dio importancia alguna hasta hace unos 15 años, cuando se reformaron hasta convertirlas en lo que son hoy, el Salí.

¿Cómo y cuándo descubristeis el complejo y cuál ha sido vuestra relación vital con este lugar?
Conocíamos la existencia del Salí de Cambrils desde siempre porque Sergi y su familia han tenido casa en Cambrils de toda la vida, una casa con 500 años de antigüedad. Pero nosotros gestionamos la explotación desde hace muy poco tiempo. En el proyecto estamos implicadas cuatro personas, nosotros dos y dos personas más que contratamos en verano, para la temporada alta.

¿Por qué decidisteis implicaros en el proyecto y cómo fueron vuestros inicios con Sal dels Pirineus? Decidimos implicarnos para poder tener la oportunidad de vivir en la montaña y cambiar nuestro estilo de vida, para tener la experiencia de gestionar nuestro propio negocio y hacerlo en un lugar tan increíble y único como las salinas. En nuestro caso, dada la situación que estamos viviendo con el COVID-19, nuestros inicios han sido algo extraños. No solamente hemos tenido que superar la complicación que implica poner en marcha un negocio, sino que hemos tenido que hacerlo… ¡con una pandemia!

«Nos implicamos directamente con el Salí de Cambrils para poder tener la oportunidad de vivir en la montaña y cambiar nuestro estilo de vida.»

¿Qué os supone gestionar un proyecto a 1.100 metros de altitud?
Durante la temporada de verano, vivimos en Odèn porque trabajamos los siete días de la semana, de 10 a 19h y claro, nos supondría perder mucho tiempo venir cada día desde Solsona o más lejos. Esto nos obliga a adaptarnos porque no lo tenemos todo a mano y hemos de prever muchas situaciones… Pero al mismo tiempo, estar allí nos proporciona calma y serenidad, por el hecho de estar en un lugar en el que podemos escuchar solo el canto de los pájaros que nos rodean.
De hecho, actualmente, el resto del año vivimos fuera pero nuestra intención es encontrar una casa en Odèn que nos encaje —porque la casa familiar es muy antigua y grande—, ¡y así trasladarnos aquí! De ese modo, en invierno, también podríamos ofrecer visitas al Salí dirigidas a las escuelas, por ejemplo.

¿Cómo ha sido vuestra trayectoria con Sal dels Pirineus, y cuáles son las tareas que desarrolláis cada uno de vosotros?
En primer lugar hay que decir que nos ha resultado sorprendente ver cómo la gente valora la sal y cómo, incluso nosotros, aunque procedemos del mundo de la restauración, hemos empezado a valorarla más, desde que la producimos. Los dos hacemos las mismas labores en el Salí: nos encargamos de todo lo que hace referencia a la producción de la sal, desde llenar la eras y removerlas, hasta recolectar la sal en el cristalizador, trasladarla al almacén, limpiarla, empaquetarla y distribuirla.

«Nos ha sorprendido mucho ver hasta qué punto la gente valora la sal y cómo nosotros hemos empezado a valorarla más desde que la producimos.»

¿Cómo transcurre un día cualquiera de vuestra vida en el Salí?
Pues nos levantamos muy temprano y vamos al Salí a ponerlo todo en marcha, asegurarnos de que todo esté a punto para las visitas y que la gente que lo desee pueda bañarse.

Parémonos un momento y dejemos la respuesta de Marta y Sergi para más adelante. ¿Han hablado de un baño? ¡Pues sí! Porque visitar el Salí es también sinónimo de cuidarse, ¡con una propuesta más que saludable!

Como ya os avanzamos en un reportaje en nuestra sección de Cultura y territorio de Taste the Altitude, el itinerario a pie que se inicia en la plaza del Salí, nos permite conocer el complejo —a título individual o en grupos— y ver no solamente cómo se produce la sal, sino también cómo funcionaban, gracias al aprovechamiento de la fuerza del agua, tres mecanismos que permitían moler el grano: el molino pelador, el molino de pienso y el molino harinero. El mirador nos ofrece unas vistas únicas del entorno, pero queda todavía una sorpresa por descubrir. En las instalaciones encontramos una piscina termal natural y de agua salada de 11 x 7 m y unos 80 cm de profundidad, para que nuestro cuerpo pueda beneficiarse de las poderosas cualidades terapéuticas, desintoxicantes y remineralizantes de sus aguas. Porque la alta concentración salina de las aguas del Salí llega a los 300 g de sal por litro de agua y se asemeja a la concentración existente en el Mar Muerto de Jordania, ¡el lago más salino del mundo!

Sorprendente, ¿verdad? Pues regresemos a la respuesta de Marta y Sergi.

Nos dividimos las tareas y, mientras uno de nosotros empieza a preparar las cosas para la hora del servicio de comidas, el otro está produciendo sal. Después hacemos la primera visita guiada y empieza a llegar gente para bañarse. También atendemos a los visitantes tanto en el bar/restaurante como en la tienda, y al final del día lo recogemos y limpiamos todo para, al día siguiente, volver a empezar de nuevo.

Llevarse a casa vuestra Sal dels Pirineus es llevarse —y consumir— una pequeña porción de historia de nuestra tierra. ¿Qué es lo que distingue vuestros productos?
Para nosotros, la sal no es solo nuestro trabajo, es un ingrediente imprescindible en todos los sentidos. Nuestros productos están hechos artesanalmente y, aunque no cuenten con ningún tipo de certificado (la sal no se incluye en ninguno), son productos diferentes. Quien se lleva nuestra Sal dels Pirineus a casa, se está llevando un pequeño pedazo de historia, y también el resultado de mucho esfuerzo ya que la obtenemos utilizando los mismos procesos que hace 300 años, manualmente.

Sal dels Pirineus se obtiene de manera artesanal y se comercializa sin ser procesada ni refinada. Además, contáis con varias presentaciones… ¿Creéis que hoy en día sales como las vuestras se consideran un producto distinguido, no en el sentido de que sea elitista, sino por lo que a la calidad se refiere?
Creemos que sí, que hoy en día, sales como las nuestras se consideran un producto único, podríamos decir que «gourmet». Y precisamente creemos que deberían de considerarse un producto «gourmet», pero no solo por el hecho de haber sido elaborado de manera artesanal, sino, más importante todavía, porque no se ha procesado ni refinado.

«Quien se lleva nuestra Sal dels Pirineus a casa se está llevando un pequeño pedazo de historia, y también el resultado de mucho esfuerzo ya que la obtenemos utilizando los mismos procesos que hace 300 años.»

¿Creéis que la gente conoce los procesos que conducen a la obtención de la sal?¿Cuál es la respuesta que os llega de aquellos que visitan el Salí y compran vuestra sal?
Mucha gente tiene una cierta idea de cuales son los procesos porque lo han aprendido en lugares como la escuela… o bien por lo que han visto con sus propios ojos cuando van a la playa. Pero quedan sorprendidos cuando hacen la visita guiada y les explicamos todo el proceso, que la sal se obtiene a partir de fuentes subterráneas de agua salada, y también cuando descubren la historia de las salinas. Y es que, por ejemplo, es curioso saber que, por las características del lugar y por su aislamiento, los antiguos habitantes eran muy autosuficientes. En ese sentido, no solo producían sal, sino que aprovechaban el agua dulce del río para moler el grano, hacer harina…, así como la tierra arcillosa para hacer tejas y baldosas. Así pues, en el Salí, hay muchas pequeñas historias que vale la pena conocer.

Visitar el Salí de Cambrils permite descubrir qué implica obtener sal. ¿Consideráis que la gente sabe apreciar el trabajo y la pasión vinculados a un producto como el vuestro?
La verdad es que es mucha la gente que nos ha felicitado por nuestro trabajo y nos ha dicho que somos personas muy valientes al asumir la gestión de las salinas, y eso que solo hace un verano que las gestionamos nosotros. Realmente estamos muy contentos por cómo nos ha recibido la gente y por cómo se ha valorado nuestro trabajo.

«Quien hace la visita guiada queda sorprendido por todo el proceso de producción de la sal, por el hecho de que se obtiene a partir de fuentes subterráneas de agua salada, y también cuando descubre la historia de las salinas.»

Vuestros productos los comercializáis en la tienda del complejo, y también mediante Whatsapp y el correo electrónico. ¿Se pueden encontrar asimismo en otros establecimientos?
Sí, por el momento se pueden encontrar en tiendas de Solsona y alrededores y estamos intentando llegar a otras comarcas. Por el momento no estamos presentes en ninguna feria ni mercado; no nos hemos planteado todavía asistir a ellos pero nos gustaría hacerlo en un futuro.

Finalmente, ¿cómo proyectáis vuestra vida?
Pues nos gustaría vivir en Odèn los años que dure la concesión del Salí. Queremos trabajar para vivir y no vivir para trabajar, ya que con nuestra experiencia como pasteleros —un oficio muy duro, en el que trabajas los festivos y durante muchos días, sin descanso— tenemos muy claro que lo que queremos para el futuro es calidad de vida, de manera que buscaremos la manera de que así sea. Y, evidentemente, nuestra intención es llevar una vida de montaña, con tranquilidad…, ¡pero siempre con proyectos y cosas nuevas que hacer en el Salí!



Sal dels Pirineus

El ingrediente vital que hace 200 millones de años que se prepara en el corazón de los Pirineos

Carretera L-0401, km 20 
25283 Odèn (Solsonès)

Tel.: 621 24 43 64 / 606 00 60 95 / 683 25 80 35
WhatsApp: 621 24 43 64

http://salidecambrils.cat
infosalicambrils@gmail.com

Instagram

Personas de contacto: Marta Martín y Sergi Casals

Poterie La Ferme

Cerámica 100 % artesana, creaciones hechas a mano. Ver historia

Poterie La Ferme

Cerámica 100 % artesana, creaciones hechas a mano. Ver historia

Sergio Padura

Fotografía y pasión por la montaña. Ver historia

Sergio Padura

Fotografía y pasión por la montaña. Ver historia

Roser Guix Torrents

La escritora que da voz a la mujer campesina. Ver historia

Roser Guix Torrents

La escritora que da voz a la mujer campesina. Ver historia

Cal Felipó

Productores de manzanas ecológicas de montaña. Ver historia

Cal Felipó

Productores de manzanas ecológicas de montaña. Ver historia

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

Para rodearse de naturaleza en el corazón del Valle de Hecho. Ver historia

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

Para rodearse de naturaleza en el corazón del Valle de Hecho. Ver historia

30 cabres

La quesería de Eller. Ver historia

Diorj Braama

Artista, pintor, músico, poeta… Ver historia

Xisqueta

Un proyecto integral de la asociación Obrador Xisqueta. Ver historia

Xisqueta

Un proyecto integral de la asociación Obrador Xisqueta. Ver historia

Projecte Boscos de Muntanya

Trabajando en el Pirineo para la conservación y la mejora de bosques. Ver historia

Projecte Boscos de Muntanya

Trabajando en el Pirineo para la conservación y la mejora de bosques. Ver historia

PHILIPPE LAVAILL

Philippe Lavaill

Un artista polifacético con taller de arte en Bescaran. Ver historia

Llivins

Viticultura de altura y de montaña. Ver historia

Jabones del Pirineo

Naturaleza de altura en tu piel. Ver historia

Bodegas Bal Minuta

Las viñas más altas de la Península Ibérica. Ver historia

Safrà del Montsec

Azafrán ecológico, cosechado a mano y secado con leña. Ver historia

Gratacool

La vitamina C de la montaña. Ver historia

L’Esquella, lechería de la Cerdanya

Naturalidad y calidad como carta de presentación. Ver historia

Taüll orgànics

Productos naturales de alta montaña para la salud y el bienestar. Ver historia

Aromik

Plantas aromáticas de producción ecológica, infusiones y condimentos. Ver historia

El Refugi de la Feixa

Un oasis de paz a 2.160 m. Ver historia

Formatgeria de Montmelús

Quesos artesanos de cabra. Ver historia

Cal Rossa

El establecimiento de turismo de naturaleza que propone una experiencia sostenible. Ver historia

Cal Rossa

El establecimiento de turismo de naturaleza que propone una experiencia sostenible. Ver historia

Prat de Sala

Cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver historia

Prat de Sala

Cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver historia

Fundación Miranda

Caballos libres, prevención de incendios y conectividad del territorio Ver historia

Fundación Miranda

Caballos libres, prevención de incendios y conectividad del territorio Ver historia

Formatgeria Montsent de Pallars

Quesos artesanales de leche cruda de cabra y oveja Ver historia

Ca de Llibernal de Noals

Miel de montaña 100 % natural, a 1.028 m Ver historia

Alfarería Blanca Alfonso

Porcelana artesana en un entorno de pura naturaleza Ver historia

Alfarería Blanca Alfonso

Porcelana artesana en un entorno de pura naturaleza Ver historia

Refugio Vall de Siarb

Tu hogar en el Pirineo Ver historia

Refugio Vall de Siarb

Tu hogar en el Pirineo Ver historia

El Gall Negre Cerveses i Aiguardents

Hacemos las cervezas que nos gustan Ver historia

Danaedas

La cerámica artesana de alta temperatura creada en Das Ver historia

Danaedas

La cerámica artesana de alta temperatura creada en Das Ver historia

Borda Marengo

Ovejas latxas, queso de pastora y queso roncal, en Isaba Ver historia

Bauma de les Deveses

La recuperación, con métodos tradicionales, de la viticultura de altura en el Berguedà Ver historia

Sarasak

Bolsas y complementos hechos a mano, en el Pirineo Ver historia

Sarasak

Bolsas y complementos hechos a mano, en el Pirineo Ver historia

Penélope Clot

Pintando y recreando el paso del tiempo, a 1.219 m de altura Ver historia

Gall Fer Socks

Los calcetines técnicos especialmente diseñados desde el Pallars para los deportes de invierno Ver historia

Gall Fer Socks

Los calcetines técnicos especialmente diseñados desde el Pallars para los deportes de invierno Ver historia

Cal Margarit

Cosmética Natural de Lavanda y mucho más Ver historia

L’aranyonet

El arte de elaborar deliciosas conservas vegetales artesanas Ver historia

Mermeladas La Marmita

Con el estilo de nuestras abuelas y la esencia de la naturaleza Ver historia

Vital

Un proyecto global para recuperar el arte popular relacionado con la tradición de los pastores de los Andes y de los Pirineos, desde Andorra Ver historia

Vital

Un proyecto global para recuperar el arte popular relacionado con la tradición de los pastores de los Andes y de los Pirineos, desde Andorra Ver historia

Liken Skis

Esquís artesanales para conectar con las emociones. Ver historia

Liken Skis

Esquís artesanales para conectar con las emociones. Ver historia

Herbes de l’Alt Pirineu

Recogiendo los principios activos de la alta montaña. Ver historia

Cal Calsot

La casa rural con encanto para desconectar y disfrutar de la naturaleza Ver historia

Cal Casal de Ossera

Mermeladas, jaleas, chutneys, patés de setas y compotas, de autora, artesanas y elaboradas con productos de proximidad Ver historia

La Vella de Romadriu

Cerámica artesana utilitaria creada en Oliana e inspirada en el Pirineo Ver historia

La Vella de Romadriu

Cerámica artesana utilitaria creada en Oliana e inspirada en el Pirineo Ver historia

El Refugio de Cuberes

El único refugio guardado de la Reserva Natural de Boumort Ver historia

Llum del Cadí

El vino que se obtiene de unas viñas heroicas Ver historia

Cesc Capdevila i Torrell

Guía intérprete del Alt Pirineu Ver historia

Cesc Capdevila i Torrell

Guía intérprete del Alt Pirineu Ver historia

Cerámica Marta Danés

Piezas artesanales de altura: entre el arte y el objeto de uso cotidiano Ver historia

Cerámica Marta Danés

Piezas artesanales de altura: entre el arte y el objeto de uso cotidiano Ver historia

Cal Mandrat de Montellà

Vino blanco fresco y ecológico, único y de altura Ver historia

Cal Andreuet

Agricultura ecológica de alta montaña Ver historia

Patés de L’Aínsa

Patés artesanos con la receta centenaria de los pueblos de alta montaña Ver historia

Can Pastoret

Ganaderos en extensivo y productores de patata ecológica a 1.350 m de altitud Ver historia

Botanica

Tejidos, ropa y complementos a base de tintes naturales del Pirineo Ver historia

Botanica

Tejidos, ropa y complementos a base de tintes naturales del Pirineo Ver historia

Suscríbete a la Newsletter

Si quieres sorprenderte con nuevas historias y estar al día de las actividades que te proponemos.

¡Tu conexión con lo auténtico, en un solo clic!

Suscríbeme
Premio alimara 2021

Through Sustainability

© 2021 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio