Gratacool

Mejorar la salud de las personas a partir de la vitamina C natural que se obtiene de la pulpa del “gratacul” o escaramujo (Rosa canina) es el objetivo de Gratacool®, empresa impulsada por la corredora de montaña —ultrafondista— desde hace más de tres años, Emma Roca. El proyecto se desarrolla con la premisa de respetar y cuidar de la naturaleza, promoviendo un desarrollo rural sostenible.

La vitamina C de la montaña

El dinamismo caracteriza la vida de Emma Roca. Licenciada en Bioquímica y recién doctorada en Ingeniería Biomédica por la UPC (Universidad Politécnica de Catalunya), bombera de profesión en la Seu d’Urgell desde hace veinte años y conocida corredora de montaña —especialmente, en ultramaratones—, combina su trayectoria en el ámbito personal, familiar y profesional con los entrenamientos y las tareas de gestión de Gratacool®, entre otras cosas. Su vida transcurre a buen ritmo entre los paisajes de la Cerdanya.

Dice de sí misma que es una persona muy activa, multitarea, a quien le gusta motivarse con todo lo que hace. Explica que siempre intenta hacer cosas que le gusten, y también que es perseverante y muy competitiva. “No soy de contentarme viendo cómo pasa el tren, sino que siempre quiero ir a buscarlo. No he creído nunca en las casualidades ni aquella suerte que cae del cielo, sino que creo mucho en que las cosas se han de trabajar.”

La Cerdanya, el jardín de casa

Emma es una apasionada de la montaña desde bien pequeña, cuando sus padres compraron una casa en Tregurà e iban allí cada fin de semana, desde Barcelona: “Era un viaje largo, tedioso, pero una vez allí era bestial poder evadirse, y en Camprodon, Setcases, el entorno de Vallter, el Gra de Fajol…” Desde entonces tiene un vínculo especial con los territorios de altura. Por eso también considera un gran acierto vivir en Talló, en el municipio de Bellver de Cerdanya, situado a más de 1.000 metros de altitud. “Me atrae poder hacer vida aquí, trabajar desde casa y bajar cada quince días a Barcelona. Ir caminando a la escuela con mis hijos (si nieva, ¡hasta con trineo!), contemplar los caballos, la claridad del cielo, saludar a los cuatro vecinos… En Talló hace mucho frío unos cuantos meses, pero lo compensa el tener la nieve a un cuarto de hora de casa. De hecho, el Valle de la Cerdanya, el más soleado de Europa, es un paraíso para poder entrenar para las carreras de larga distancia, para ir en bici… Los caminos que tengo aquí ¡no me los acabo! El jardín de casa es la Cerdanya y tiene muchísimas opciones. ¡Estoy encantada viviendo aquí arriba!”

Bombera de profesión desde el año 2000, con su compañero decidieron ir a vivir a un destino de montaña, la Cerdanya, por motivos de trabajo. Allí compagina su día a día con mil cosas más. Si tiene guardia, a las 7 de la mañana ya está entrenando en el parque de la Seu d’Urgell y no sale hasta el día siguiente, a las 7 de la mañana. Si no tiene guardia, de vez en cuando se desplaza durante uno o dos días a Barcelona o alrededores para asistir a reuniones: “Duermo en casa de mis padres y así los veo.” Los demás días realiza actividades en casa, llamadas, entrena y pasa todo el tiempo posible con la familia, con sus tres hijos. “La tarde, por ejemplo, la dedicamos a hacer deberes, les acompaño a alguna actividad, y estamos todos juntos. En ocasiones me ausento por algún viaje —si tengo alguna competición— o alguna cita importante, y entonces entreno también por la tarde. Por lo general, ¡me faltan horas!

“El Valle de la Cerdanya, el más soleado de Europa, es un paraíso para poder entrenar para las carreras de larga distancia, para ir en bici… Los caminos que tengo aquí ¡no me los acabo!”

Siete años muy productivos

Los últimos siete años de Emma han sido muy fértiles. En 2012 empezó su tesis doctoral que consolidó en el año 2016, en la Universidad Politécnica, “y la acabé tres años después, con la directora Lexa Nescolarde”. El doctorado en Ingeniería Biomédica, siendo bioquímica, lo obtuvo con un trabajo de análisis acerca del impacto de los corredores no de élite en la Maratón de Barcelona. Paralelamente, durante esos años, fue cuando fundó Gratacool® y cofundó otros proyectos y empresas de deporte y salud (iWOPI, SUMMIT y Serialmed).
“Encauzar una empresa no es nada fácil. Las demás nuevas iniciativas y empresas de las que formo parte, todas ellas relacionadas con el deporte y la salud, la promoción del deporte, dar servicio…, me implican más bien tareas de asesoría, de reuniones puntuales, de estrategia…, pero ya hay quien se dedica todo el día. Yo busco tiempo libre hasta debajo de las piedras, pero acostumbro a hacer muchas cosas a la vez y lo vivo todo muy compactado.”

Dice haber tenido siempre mucha energía: “de pequeña, en casa, pedía apuntarme a fútbol, a tenis, a patinaje… He hecho siempre muchas cosas porque me apetecían y porque me he sentido capaz”. Y explica que desconecta cuando hace deporte, escucha música o está con su perra. “Salgo a correr y es cuando surgen las ideas: ideas para mejorar en la empresa, o ideas que he explicado en los dos libros que he escrito, Non Stop y El límite es tu salud. Procuro dormir más de siete horas al día (no siempre lo consigo), no sé qué tacto tiene el sofá de casa porque no he tenido tiempo de estar sin hacer nada, y siempre tengo que dejar las películas a medias o las veo a trozos, porque me duermo…”

“He hecho siempre muchas cosas porque me apetecían y porque me he sentido capaz. Salgo a correr y es ¡cuando surgen las ideas!”

Gratacool®, un proyecto con buena salud

El nacimiento de la empresa Gratacool® tiene su origen en una relación de amistad. “Nació gracias a Michel, un emprendedor francés que vivía en Andorra y Martinet. Él, con su proyecto, Lagrimus, con la piña de abeto, viviendo en la montaña y yendo a ferias, descubrió la gabarrera o escarmujo. Sabía que tenía muchas propiedades, que se podía extraer su pulpa y explotar los productos derivados de su fruto. A mí, Michel me conocía del mundo del deporte en la Cerdanya, y la idea inicial fue crear una barrita para los deportistas que pudiera proporcionarles vitamina C, puesto que se trata del fruto con más vitamina C del mundo después de la acerola. De este modo fundamos la empresa con otro socio, Sean, un norteamericano afincado en la Cerdanya desde hace años a quien conocía del mundo de la bici. Había gestionado un restaurante en Urús y es chef de equipos de ciclistas profesionales en el Giro, el Tour, la Vuelta… Al cabo de unos meses, sin embargo, Michel tuvo que dejar el proyecto porque tenía mucho trabajo con Lagrimus, y se incorporó Luis, procedente también del mundo del esquí y la montaña. Gratacool® se ha consolidado con estos tres socios vinculados al deporte y a la comida saludable.”

Emma explica que Gratacool® es una oportunidad para hacer llegar esta vitamina a la gente, dar valor a un fruto y dinamizar el territorio. “Es también una opción de negocio que, si funciona, daría pie a la posibilidad de que nuestros hijos tuvieran más opciones para quedarse aquí. En cualquier caso, es una experiencia para aprender sobre nuevas facetas muy interesantes: los productores, elaboradores, las características y las propiedades del fruto que me permiten investigar sobre sus posibilidades…”

Gratacool® se dedica a la comercialización de la pulpa del fruto de la Rosa Canina como fuente de vitamina C natural.

El escaramujo, fuente de vitamina C

El escaramujo (también conocido como agavanzo, gabarrera, tapaculos o gratacul) es el fruto de un tipo de rosal silvestre llamado Rosa canina o rosa silvestre, muy abundante en el Pirineo y con un alto contenido en vitamina C. “Es un fruto muy extendido en los países del Este, nórdicos, en Rusia, y tiene una tradición y una historia”, explica Emma. “De hecho, dicen que ya llevaban los barcos que iban a la conquista de América para evitar el escorbuto, y también que en la edad media se trituraba y se hacían pastillas —llegó a conocerse como la “píldora rosa”— para protegerse de la peste. Tradicionalmente, además, nuestra abuelas de montaña recogían el fruto, lo trituraban y lo pasaban por el colador y hacían una mermelada buenísima, y en el sur de Francia se puede encontrar en muchos establecimientos. Sin embargo, en nuestro territorio, se conoce muy poco, pero sus propiedades son espectaculares, y hay mucha información publicada.”

Aunque crece por toda Catalunya, en el Pirineo el escaramujo se caracteriza por el hecho que el viento y la altitud concentran mucho sus principios activos. “Es, principalmente, antioxidante, por la vitamina C. Es antiinflamatorio por los polifenoles. Es analgésico por los galactolípidos (hay países en los que se utiliza en forma de píldora seca para los dolores articulares) y tiene muchos betacarotenos que aportan asimismo poder antioxidante y protección solar”, comenta Emma.

El escaramujo es el fruto de un tipo de rosal silvestre llamado Rosa canina o rosa silvestre, muy abundante en el Pirineo y con un alto contenido en vitamina C. Es el fruto de Europa que tiene más vitamina C, y el segundo del mundo, después de la acerola.

La vitamina C de la montaña, “el auténtico superalimento catalán”

En Gratacool® prensan escaramujo ecológico y, a día de hoy, silvestre, y obtienen muchos productos: “por un lado, la pulpa dura (sin pelo ni semilla) la aplicamos a diferentes alimentos, como antioxidante natural para la carne, o hacemos mermelada, o una línea de helados y salsas…Hasta ahora triturábamos la semilla junto con la pulpa y hacíamos el superalimento, pero estamos evaluando si de la semilla pudiéramos extraer parte del aceite, que tiene una gran riqueza, tanto gastronómica como para la piel. La parte restante, una vez seca, la trituramos muy fina y obtenemos un producto que puede añadirse a las ensaladas, los yogures, las sopas o a cualquier plato. Y este superalimento de escaramujo puro, seco y triturado, también lo mezclamos con otros ingredientes —superalimentos igualmente— como la algarroba, la clara de huevo, la ortiga o la manzana, obteniendo así distintos sabores con ese polvo de consumo diario”.

Para Emma, el escaramujo es un superalimento: “Lo llamamos ‘el auténtico superalimento catalán’ por la concentración de propiedades que tiene. En el escaramujo encontramos una concentración de vitamina C 50 veces más grande que en una naranja, de manera que con una cucharadita de café diaria ya tenemos toda la dosis necesaria.”

El escaramujo es un fruto silvestre poco conocido, pero las aves y otros animales del Pirineo, como el lobo, el zorro (nuestro logotipo) o el corzo, comen durante todo el invierno ya que les aporta el contenido en vitamina C y nutrientes que necesitan durante los meses de más frío.

La producción es limitada y de ámbito local ya que se encuentran todavía en la fase de introducir este nuevo superalimento que en otros países ya está muy arraigado. Pero confían. A través de la Associació Agroalimentària de la Cerdanya y Proeco, hacen maridajes y trabajan mucho con productores locales, que utilizan la pulpa o el polvo de Gratacool® en la elaboración de sus productos, desde hamburguesas vegetales de quinoa y setas o de quinoa y garbanzos con escaramujo hasta helados artesanos y ecológicos, pasando por hamburguesas de ternera o de ternera y cerdo, o butifarras de cerdo, por citar algunos ejemplos.

Sus productos (SúperAliments A+ A+ECO, MagnA+, ProtA+ y UrticA+…) y los que se elaboran con la pulpa o el polvo de Gratacool® pueden conseguirse a través de su página web, en tiendas locales de Puigcerdà, Bellver y la Seu, así como en alguna cadena de supermercados que los ofrece como producto local en sus establecimientos de la comarca. En verano, los helados se comercializan en puntos de venta muy concretos de la zona, las hamburguesas vegetales las distribuye Gourmet Cerdà a restaurantes, pistas de esquí y otros establecimientos de restauración de la zona, y Exquisitàrium también ofrece sus hamburguesas vegetales en su catálogo…

Tanto la parte seca en polvo como la fresca en pasta son una fuente muy potente de nutrientes que contienen grandes dosis de antioxidantes, polifenoles, galactolípidos, proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Además encontramos una concentración 50 veces más grande de vitamina C que en una naranja, de manera que con una cucharadita de café diaria ya tenemos toda la dosis necesaria.

La función social, eje vertebral de Gratacool®

Gratacool® colabora directamente con entidades y fundaciones que llevan a cabo una importante labor social.
“Con la Fundación Adis y la Fundación Tallers, fundaciones del territorio ubicadas en Puigcerdà que trabajan con personas con distinta capacidad funcional, vamos de la mano para realizar muchos de los proyectos de la empresa y para la contratación de personal. Este realiza tareas como por ejemplo, plantar, recolectar, ensobrar, etiquetar, enviar los pedidos realizados desde la web…Con la Fundación Adis (y a través de la Associació Agroalimentària) se sembró la semilla de la Agrotienda de la Cerdanya, que será muy pronto una realidad, después de año y medio de trabajo conjunto. Además, esta fundación junto con otra del Capcir han comprado una máquina para prensar semillas (las de escaramujo y otras) y obtener así aceites y esencias aromáticas de las plantas del Pirineo.”

Y es que promover la inclusión social es uno de los valores asociados a Gratacool®. “En su esencia hay asimismo otros objetivos: dinamizar el territorio mediante colaboraciones a distintos niveles, sinergias con otros productores y colaboradores, maridajes…; dinamizar campos baldíos y recuperar aquellos que no se utilizan; hacer nuevas plantaciones de Rosa canina y mantener la plantación propia de frutos; promover la economía circular de calidad y de proximidad apostando por el valor del producto local y ofreciendo opciones de trabajo —tanto de presente como de futuro— en la Cerdanya, para que sea un territorio en el que se apueste por emprender nuevos proyectos y generar valor…En definitiva, impulsar un proyecto que impacte directamente en las personas y mejore su salud. En este caso, para mí, el escaramujo es un fruto excepcional, que está todavía infravalorado.”

Promover la inclusión social es unos de los valores asociados a Gratacool® que, además, como proyecto quiere impactar directamente en las personas y mejorar su salud.

Revitalizando el entorno

En su página web dicen que Gratacool® nació de la conexión y la admiración por la naturaleza y la relación con el entorno rural. Con su actividad, quieren contribuir a la promoción del desarrollo rural sostenible: “lo impulsamos con la recuperación de campos baldíos, creando ocupación, potenciando un fruto del bosque que puede cultivarse… Buscamos la soberanía alimentaria garantizando el alimento dentro del propio territorio con una producción sostenible. La fábrica no genera ningún residuo e intentamos que el impacto en CO2 sea mínimo”.

Consideran que proyectos e iniciativas como el suyo pueden revitalizar la actividad de la Cerdanya de cara al futuro, con nuevos criterios sociales, de salud, económicos y medioambientales. “La Cerdanya ha de verse como una comarca de entorno muy saludable, de inclusión social, de motor económico, de conciliación laboral y familiar, sin huella contaminante…, para que pueda ser el nuevo ‘Boulder de Colorado’: un lugar de montaña respetado por los que allí viven, pero al mismo tiempo valorado por impulsar negocios con responsabilidad ambiental y social.”

Consideran que proyectos e iniciativas como el suyo pueden revitalizar la actividad de la Cerdanya de cara al futuro, con nuevos criterios sociales, económicos y medioambientales.

Un vínculo especial con el entorno

El talante de Emma, su filosofía de vida, se centra en disfrutar al máximo de este mundo pero dejando huella: “hacer algo útil para una misma pero también para los demás. Es muy gratificante sentirse útil y, en parte, por eso pertenezco al cuerpo de Bomberos, prestando un servicio a la ciudadanía. He hecho una tesis doctoral sobre el impacto del correr para averiguar qué puede hacerse para mejorar la preparación de la gente ante un acontecimiento deportivo. He intentado plasmar en dos libros ideas y conceptos que puedan servir a las personas, y formo parte de asociaciones y clústers en los que puedo aportar mi experiencia”.

“Siempre que pueda estaré aquí arriba, cuidando este vínculo con la montaña y esta conciliación. Mirar por la ventana y ver los pájaros, notar el frío, este acogimiento, la tranquilidad… es estar en equilibrio, con una calidad de vida excepcional, también para la familia.”



Gratacool®

La vitamina C de la montaña

C/ de les Cabanes, s/n
25720 Bellver de Cerdanya

www.gratacool.com
info@gratacool.com

Facebook
Twitter
Instagram

Persona de contacto: Emma Roca

© 2020 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio