El Refugi de la Feixa

Descubre este pequeño y acogedor refugio situado en la Cerdanya, a casi 2.200 m y en un marco incomparable, ¡rodeado de bosques de pino negro! La Feixa apuesta por una filosofía de consumo responsable y ecológico, es eco-sostenible y autosuficiente y tiene una vocación educativa consecuente con los valores positivos que se asocian a la montaña, la naturaleza y el deporte.

Un oasis de paz a 2.160 m

El Refugi de la Feixa, situado a 2.160 m de altura, es un “refugio pequeño, íntimo y acogedor…”. Con estas palabras se define en la página web www.refugidelafeixa.com, donde también se dice que quiere ser “un lugar de encuentro, con un componente social de beneficio a la comunidad y de transmisión de valores”.

Y es que, con una vocación educativa, informativa, respetuosa y consecuente con los valores positivos que se asocian a la montaña, la naturaleza y el deporte, la Feixa es un refugio único y peculiar: con una clara apuesta por una filosofía de consumo responsable y ecológico, su voluntad es ser eco-sostenible y autosuficiente. Procura hacer un consumo moderado y limpio de las energías, respetando el medio ambiente, y en cuanto a la alimentación que ofrece a los que allí se hospedan, dispone de una gran variedad de productos con certificación Bio, artesanos, de procedencia local y de calidad.

El Refugi de la Feixa está ubicado en un llano a casi 2.200 m de altitud, rodeado de bosques de pino negro y en una zona con unos valores naturales muy especiales. En efecto, se encuentra situado en un entorno privilegiado, ya que está protegido por el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) de la Tossa Plana de Lles – Puigpedrós. Este Espacio de Especial Interés Natural acoge una fauna y una flora muy diversas y destacables. Los gestores de la Feixa contribuyen de manera activa a la divulgación sobre cómo preservarlas. Al mismo tiempo, ofrecen muchas posibilidades y facilidades para conocer lugares tan emblemáticos como el lago Mal, el lago de Malniu, el Puigpedrós, el Puig Farinós…

Desde la Feixa, y en función de la época del año en que se visite, se pueden llevar a cabo actividades muy diversas: senderismo, esquí de montaña, raquetas de nieve, alpinismo, salidas en BTT… En la página web del establecimiento se ofrecen rutas de excursiones por esta zona de alta montaña, y también se promueven actividades y talleres vinculados a la naturaleza para todos los públicos. Así, por ejemplo, se organizan baños de bosque para sumergirse en el entorno natural acompañados de un guía, jornadas de limpieza y concienciación sobre la temática de los residuos, de descubrimiento de los valores naturales de la zona de la Feixa y de la necesidad de preservarla, talleres de iglús, salidas de observación de la fauna y la flora, talleres para la construcción de cajas-nido…

La suscripción a su newsletter permite recibir información acerca de todas estas propuestas así como sobre las novedades del establecimiento.

Descubriendo un proyecto con alma

Visitamos el Refugi de la Feixa y nos recibe Marta Junyent Prat, la responsable de la gestión del establecimiento desde septiembre de 2018. Una gran apasionada de la montaña y la naturaleza, disfruta explicándonos cómo es la vida a esa altitud.

¿Cómo fue tu primer contacto con la Feixa?
El invierno de 2017 entré a formar parte del equipo junto con los guardas anteriores. Colaboré con ellos hasta el verano de 2018, momento en el cual decidieron dejar el refugio y me comentaron la posibilidad de gestionarlo, con la autorización del Ayuntamiento de Ger, puesto que se trata de una concesión municipal.

¿Qué es para ti la Feixa?
Para mí la Feixa es un proyecto que viene de muy adentro.
Es un proyecto con alma, en el que convergen muchos valores, inquietudes y pasión.
No entendería ser la guarda de este refugio sin procurar hacer feliz a la gente que lo visita.
Tampoco lo entendería sin un componente de servicio a la sociedad. La labor de “guardar” un lugar tan especial es una gran responsabilidad, y hay que hacerlo con entrega, respeto y humildad.
Siempre hablamos de la magia de la Feixa; indiscutiblemente, la Feixa es un lugar mágico.

No entendería ser la guarda de este refugio sin procurar hacer feliz a la gente que lo visita. Tampoco lo entendería sin un componente de servicio a la sociedad. 

¿Cuál es la clave de su alma?
La Feixa tiene una esencia muy marcada, es un lugar repleto de buenas energías. La clave de ello es, para mí, el amor y el respeto hacia la naturaleza y hacia el ser humano, entendido como un elemento más de la naturaleza. La magia de la Feixa se hace presente en todas aquellas personas que sienten y comparten estos valores.
Además, en el torbellino que representa la sociedad actual, la Feixa se convierte en un oasis de paz.

¿Cómo es el día a día, a más de 2.000 metros?
El día a día varía mucho en función de la época del año, ya que aquí se hacen muy presentes las estaciones. Así, durante el verano abrimos todos los días desde San Juan hasta finales de agosto y, el resto del año, los fines de semana, festivos y puentes.
En verano, estamos cada día en el refugio; sólo bajamos para comprar y hacer gestiones.
El resto de meses, invertimos mucho tiempo en hacer idas y venidas, tareas de mantenimiento… Hay nieve en la pista durante buena parte de los meses de invierno y eso nos obliga a acceder al refugio con esquís o raquetas con toda la comida cargada a la espalda o en el trineo. Ese trayecto nos lleva una hora o más, dependiendo de las condiciones de la nieve.
Hay que tener en cuenta que es un refugio sostenible y autosuficiente, es decir, que no existe alcantarillado, ni red eléctrica, ni agua corriente y que tampoco llega hasta aquí el camión de la basura.
Dependemos de la energía solar y, en invierno, damos viajes hasta la fuente para recoger el agua que necesitamos para lavar los platos. Dar un servicio de esta calidad, en estas condiciones, requiere mucho esfuerzo.

“Como se trata de un refugio sostenible y autosuficiente, dar un servicio de esta calidad, en estas condiciones, requiere mucho esfuerzo”.

¿Qué sensaciones se tienen viviendo a esta altura?¿Cómo describirías la vida?
A 2.160 m de altitud se viven cambios con muchos contrastes, según la época del año – en la cuidad, esto no se hace tan presente.
Creemos que la sociedad en general se está alejando de aquello que es natural, y una de las peculiaridades de la Feixa es que es un lugar para volver a conectar con la naturaleza, sintiendo cada estación y acercándonos a los ciclos naturales.
Aquí se viven con intensidad las tormentas, cómo cae la nieve, la luminosidad de los rayos del sol después de la lluvia, las noches con el cielo repleto de estrellas…La naturaleza en sí misma es el mejor espectáculo: es simplicidad y grandiosidad a la vez.
Cuando hay previsiones de mal tiempo y recibimos anulaciones, a veces pensamos que esas personas se han perdido los mejores momentos: vivir una nevada o una tormenta de tarde (desde el interior del refugio) ¡puede ser muy bonito! Si se viene con la mente abierta, ¡esas cosas también se disfrutan!

El proyecto está abierto a la realización de actividades vinculadas a la naturaleza, deportivas, musicales…, siempre que sean respetuosas con el medio ambiente. ¿Es esta una de las claves que os definen, el turismo sostenible?
Sí. Nosotros entendemos el turismo sostenible como un intercambio positivo entre la sociedad y el medio ambiente. Las actividades que ofrecemos tienen como base el respeto a la naturaleza, y ese es nuestro rasgo distintivo.
No entendemos dar únicamente un servicio de comida o alojamiento sin tener en cuenta los valores de respeto, cooperación y conexión con el territorio…

¿Cómo desarrolláis activamente este tipo de turismo, en el refugio?
Intentamos promover actividades que tengan un componente educativo, bien sea organizadas por nosotros mismos o por otras personas (el proyecto es abierto y está muy vivo).
También procuramos llevar a cabo una labor de divulgación con las personas que vienen al refugio ya sea a comer, a pernoctar…
Incentivamos que la gente llegue hasta aquí a pie, damos información sobre excursiones y rutas por la zona, e intentamos tejer vínculos con entidades y asociaciones con una filosofía similar a la nuestra.

Por su ubicación y entorno privilegiado, la Feixa es un lugar ideal para que deportistas y amantes de la naturaleza hagan estancias, así como retiros con finalidades terapéuticas, además de ser un espacio fotográfico excelente. ¿Qué clase de clientela os visita?
El perfil de quienes que nos visitan es muy diverso.
Como en verano el refugio es de fácil acceso, muchas personas hacen, desde aquí, una primera aproximación a la montaña o bien viven la experiencia de pasar una primera noche en un refugio (especialmente familias con niños). Por eso creemos que nuestra labor es muy importante, la de transmitir ese sentimiento de respeto y amor hacia la naturaleza.
También vienen montañeros más expertos, grupos que quieren hacer alguna cima, gente que sigue el sendero GR11, que recorre los Pirineos desde el Cap de Creus hasta Irún, personas con inquietudes naturalistas, ciclistas…
En invierno, solamente es posible acceder con esquís o raquetas, pero llegar hasta el refugio sigue siendo una excursión apta para todos.

La comida, en gran parte ecológica, con certificación Bio y de proximidad, así como la apuesta por el producto local y/o artesano también os define. ¿Qué relación tenéis con los productores locales?
Procuramos ofrecer un máximo de productos ecológicos, artesanos y directos del productor. Poco a poco vamos ampliando nuestra carta con este tipo de productos. Por este motivo hemos entrado recientemente a formar parte de la Asociación Agroalimentaria de la Cerdanya, para ir tejiendo relaciones y ayudar a potenciar y dar a conocer el producto local.

Ofrecéis todo tipo de opciones: platos tradicionales de montaña elaborados con productos locales de temporada, utilizando recetas actuales y otras más tradicionales, carne ecológica del Pirineo…, pero también comida sin gluten y opciones vegetarianas y veganas. ¿Venir a la Feixa significa cuidarse y dejarse cuidar?
Eso procuramos…Intentamos tener una variada oferta gastronómica, algo bastante sorprendente en un lugar al que no llegan los principales suministros (ni electricidad, ni agua).
Nuestros platos están hechos con amor y bien presentados.
También procuramos ser respetuosos con las personas veganas, vegetarianas, celíacas…y les ofrecemos platos variados y sabrosos.

El refugio también ofrece información y facilidades para realizar caminatas y actividades de naturaleza, y propone salidas y talleres. ¿Cuáles son los objetivos de estas actividades y qué beneficios aportan?
Los objetivos son transmitir una serie de valores: respeto y conocimiento del entorno.
Creemos que es básico “conocer” para “respetar”.
Una de las actividades que hemos organizado recientemente ha sido una jornada de limpieza y concienciación sobre la temática de los residuos. Participaron diferentes personas y entidades y fue especialmente interesante la charla del guarda de la reserva de fauna acerca de los valores de la Feixa y el porqué hay que preservarla.

“Desarrollamos actividades para transmitir una serie de valores: respeto y conocimiento del entorno. Creemos que es básico “conocer” para “respetar”.”

¿Qué objetivos tenéis de cara al futuro?
Tenemos previsto hacer mejoras en el refugio para poder dar un mejor servicio, pero sin perder el carácter y la identidad que ahora tiene.
Queremos ampliar un poco el espacio, hacer una ducha y un aseo en mejores condiciones…
También queremos añadir un aerogenerador para aprovechar la energía del viento cuando no haga sol, aislarlo mejor del frío…Todo se irá haciendo poco a poco.
Nuestra máxima ilusión es seguir con la esencia que está cautivando a tantas personas que se acercan a la Feixa: hacerlas sentir como en casa, a gusto, en paz…y seguir cuidando de este lugar.
Todas las personas, ideas y aportaciones son bienvenidas.



El refugi de la Feixa

Pla de la Feixa
Ger, Cerdanya (Girona)

+34 696 629 396
info@refugidelafeixa.com
refugidelafeixa.com
refugidelafeixa.com/blog

Instagram
Facebook

Abierto todos los fines de semana, festivos y puentes (el resto de días, mediante reserva).
Diversos accesos en función de la época del año (consultar la página web).
Posibilidad de pernoctar y media-pensión (cena, alojamiento y desayuno). Se aceptan mascotas, abonando una tasa en concepto de limpieza y mantenimiento. En la página web existe un formulario de reserva y un calendario de disponibilidad.

Persona responsable: Marta Junyent Prat

Poterie La Ferme

Cerámica 100 % artesana, creaciones hechas a mano. Ver historia

Sergio Padura

Fotografía y pasión por la montaña. Ver historia

Roser Guix Torrents

La escritora que da voz a la mujer campesina. Ver historia

Cal Felipó

Productores de manzanas ecológicas de montaña. Ver historia

Hotel de Montaña Uson y micro-cervecería Pirineos Bier

Para rodearse de naturaleza en el corazón del Valle de Hecho. Ver historia

Tresors del Cadí

Agricultura ecológica de alta montaña. Ver historia

Herbes de l’Alt Pirineu

Recogiendo los principios activos de la alta montaña. Ver historia

30 cabres

La quesería de Eller. Ver historia

Diorj Braama

Artista, pintor, músico, poeta… Ver historia

Xisqueta

Un proyecto integral de la asociación Obrador Xisqueta. Ver historia

Projecte Boscos de Muntanya

Trabajando en el Pirineo para la conservación y la mejora de bosques. Ver historia

PHILIPPE LAVAILL

Philippe Lavaill

Un artista polifacético con taller de arte en Bescaran. Ver historia

Llivins

Viticultura de altura y de montaña. Ver historia

Jabones del Pirineo

Naturaleza de altura en tu piel. Ver historia

Bodegas Bal Minuta

Las viñas más altas de la Península Ibérica. Ver historia

Safrà del Montsec

Azafrán ecológico, cosechado a mano y secado con leña. Ver historia

Gratacool

La vitamina C de la montaña. Ver historia

L’Esquella, lechería de la Cerdanya

Naturalidad y calidad como carta de presentación. Ver historia

Liken Skis

Esquís artesanales para conectar con las emociones. Ver historia

Taüll orgànics

Productos naturales de alta montaña para la salud y el bienestar. Ver historia

Aromik

Plantas aromáticas de producción ecológica, infusiones y condimentos. Ver historia

Formatgeria de Montmelús

Quesos artesanos de cabra. Ver historia

Cal Rossa

El establecimiento de turismo de naturaleza que propone una experiencia sostenible. Ver historia

Prat de Sala

Cultivo ecológico de plantas aromáticas y medicinales. Ver historia

Suscríbete a la Newsletter

Si quieres sorprenderte con nuevas historias y estar al día de las actividades que te proponemos.

¡Tu conexión con lo auténtico, en un solo clic!

Suscríbeme

© 2020 Taste The Altitude · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Condiciones Generales de Uso del Sitio Web · Política de Privacidad y de Protección de Datos de Carácter Personal · Cookies · Diseño Disparo Estudio